5 Consejos Para Escribir Mejores Entradas Para Tu Blog

Share


El 6 de julio de 2014 “Picadillo” va a cumplir los cinco años.  Y luego de casi 300 entradas, uno de los comentarios que más me hace la gente es sobre la facilidad con la que produzco artículos sobre casi cualquier tema.

En las redes sociales sucede lo mismo.  En mi perfil de LinkedIn (debes registrarte para verlo completo)la destreza número uno por la que recibo endosos es redacción.

Eso se logra con la práctica.  Durante más de 20 años he escrito para clientes de todo tipo.  Mi fórmula ha sido siempre la misma.  Primero los entrevisto y luego escribo usando la misma información que ellos me han dado.  De ese modo yo hago el trabajo y ellos se llevan la gloria.  Ese tipo de arreglo se conoce en inglés como “ghost writing”.

Sin embargo, hay gente que le gustaría afinar sus destrezas de redacción.  Y para ese selecto grupo es que escribí esta entrada.

Primero vamos a dejar algo claro.  La buena redacción no tiene nada que ver con gramática.  Claro, tienes que conocer la gramática al dedillo para ser un buen redactor.  Pero conocerla no te va a convertir en el próximo Cervantes.

¿Te suena confuso?  Déjame aclarártelo.  La redacción es para el lenguaje como el trazo es para el pintor.  Puedes conocer todo sobre teoría de colores y eso no te va a hacer un mejor pintor.  Para ser un buen pintor hay que pintar hasta el cansancio.

Lo mismo sucede con la redacción.  Mejoramos con la práctica.

Sin embargo, con el pasar de los años he descubierto cinco elementos claves que caracterizan a todos los buenos redactores.

  1. Los buenos redactores son lectores voraces — eso me lo dijo el Dr. Luis López Nieves, mi profesor de redacción y miembro de mi comité de tesis.  Y hace perfecto sentido.  Si no te gusta leer, nunca vas a ser un buen redactor, porque no vas a tener nada en la cabeza.Al leer no sólo obtienes ideas e información, sino que recoges inconscientemente el estilo del escritor.  En otras palabras, descubres cómo construye sus pensamientos.Cuando yo estudiaba el bachillerato en ciencias naturales tomé un gran número de cursos electivos sobre historias e idiomas.  En aquel momento no estaba seguro sobre el beneficio que tendrían.  Sencillamente los tomé porque me gustaban.  Hoy tengo una variedad de recursos que la mayoría de otros redactores no tienen.

    Y todavía soy un lector voraz.  Por eso es que se me facilita tanto la redacción, porque hay ideas de todo tipo flotando dentro de mi cabeza.

  2. Los buenos redactores desarrollan su voz — al igual que los cantantes, los redactores desarrollan una voz.  La voz de un redactor es su manera de escribir.  Y por lo tanto, es la manera en la que lo percibe el mundo.En lo personal, yo escribo como hablo.  Trato de ceñirme al lenguaje claro, sin tapujos y directo.  De ese modo no paso el trabajo adicional de fingir algo que no soy.Fingir algo que no eres es vivir una mentira.  Y mi madre me enseñó temprano en la vida que el problema con decir mentiras es que tenemos que continuar mintiendo para taparlas unas con otras.
  3. Los buenos redactores son concisos — En la redacción el tamaño importa.  Claro, el tamaño de tus párrafos, el de tus oraciones y el de tus palabras.  Utiliza párrafos cortos, oraciones cortas y palabras cortas.¿Te has preguntado alguna vez de dónde viene la palabra “idioma”?  Si pensaste en la palabra “idea” estás en lo correcto.  El propósito de hablar o escribir es transmitir ideas.  Y si la otra parte no es capaz de captarlas nosotros somos los que perdemos.Hace casi 25 años que el Dr. Luis López Nieves me dijo una frase lapidaria: “Lo importante no es lo que uno diga. Lo importante es lo que la gente entienda”.  Grábate esa frase en la mente y tenla presente cada vez que pongas los dedos sobre el teclado.
  4. Los buenos redactores utilizan listas — Siempre que vayas a escribir haz una lista de los temas que te propones cubrir.  Eso te va a ofrecer tres ventajas principales.Primero, te sirve de mapa para que no se te quede algo sin discutir.  Segundo, te ayuda a seguir un orden predeterminado.  Y tercero, evita la circularidad.  La circularidad se refiere a ese tipo de escritor que nos dice lo mismo una y otra vez.Además, a la gente de hoy les encantan las listas.  ¿Por qué?  Porque vivimos en un eterno desenfreno y queremos todo rápido y resumido.
  5. Y por último, mantenlo todo bajo 1000 palabras — la gente de hoy no quiere leer.  Por eso el video se ha vuelto tan popular.  Y cuando se trata de blogs, quieren artículos breves que vayan a la raíz del tema.Esta misma entrada sólo tiene 870 palabras y contiene la verdadera fórmula para escribir de manera efectiva.

Si interesas conocer más sobre este tema y mejorar significativamente tus destrezas de redacción te sugiero mi programa “Redacción Eficaz”. Con este DVD de 2 horas de duración, en español, aprenderás todo lo que necesitas saber para escribir artículos que logren resultados.

©2013, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios