Ahora Podemos Hablar

Share
Publicar un blog es mucho más que subirse a una “tribuna digital”. Hay que escuchar a la audiencia y establecer un diálogo en el que el conocimiento colectivo se multiplique.

Publicar un blog es mucho más que subirse a una “tribuna digital”. Hay que escuchar a la audiencia y establecer un diálogo en el que el conocimiento colectivo se multiplique.

El 6 de julio de 2009 escribí la primera entrada para Picadillo, titulada “Un Monstruo Insaciable”, en la que enumeraba algunas de las maneras en las que el gobierno de Puerto Rico nos mete la mano, la muñeca, el antebrazo, el codo y hasta los hombros al bolsillo.

Desde entonces he escrito decenas de entradas sobre distintos temas de Internet, Producción Audiovisual, Servicio Al Cliente, Tecnología, Sociedad en general y cualquier otro tema que piense que puede ser de interés para mis clientes.

Levantar un blog no es fácil.  Coge tiempo y paciencia.  Aún teniendo la facilidad para redactar, a veces uno se siente solo.  ¡Parece como si se estuviera hablando con uno mismo! Como si echáramos nuestros escritos en un gran hoyo negro.

Con el tiempo las visitas al blog van aumentando.  ¿Cómo lo sé?  ¡Me lo dice Google Analytics!  Google Analytics es un sistema gratuito ofrecido por el gigante de la informática que me dice la cantidad de visitas que he tenido, cuántas páginas han visitado, cuántas páginas leen por visita, cuánto tiempo permanecen en el sitio, y el dato más importante de todos: “el porcentaje de rebote”.

El porcentaje de rebote o “bounce rate” se refiere a aquellas personas que llegan a la página y luego de unos segundos se van a otro lugar.  Según los expertos un porcentaje de rebotes menor del 30% es bueno.  El de Picadillo va por 3.29% y bajando.

Sin embargo, a pesar de que mis lectores van en continuo aumento y mi porcentaje de rebote es excelente, noté que no recibía comentarios en las entradas.  De hecho, el comentario más reciente era del año pasado.  Todavía me sentía que estaba hablando solo.

Decidí investigar y descubrí cuál era el problema.  El sistema de comentarios de Picadillo no estaba funcionando.  ¿Desde cuándo?  Desde septiembre de 2011.

Esta mañana dimos con el problema y lo corregimos.  Así que, como diría una popular moderadora de televisión: “Ahora Podemos Hablar”.

Un blog sin comentarios no es una conversación.  Es meramente un monólogo.  Y esos se los dejo a Teófilo Torres.  Así que te exhorto a comentar en las distintas entradas.

Es bien fácil.  Cada entrada dice en la parte superior derecha la cantidad de comentarios que ha recibido.  Si le das “click” te va a llevar a la parte de abajo de la entrada, donde vas a poder leer cualquier comentario que haya y añadir el tuyo si deseas.

Dale “click” debajo de la frase “Deja Un Comentario”, donde dice “iniciar sesión”.  El sistema te va a pedir un “nombre de usuario” y una “contraseña”.  Esto lo hacemos para controlar los comentarios mal intencionados y los “spammers”.  Si no tienes un “nombre de usuario” y una “contraseña” dale “click” donde lee “registrarse” y escribe tu nombre y dirección de correo electrónico.  En segundos recibirás un correo electrónico con tu “nombre de usuario” y “contraseña”.

Ahora regresa a la entrada en la que querías comentar.  Dale “click” donde dice “iniciar sesión”.  Escribe tu “nombre de usuario” y “contraseña” y marca el recuadro que lee “recuérdame”.  Así el sistema no volverá a pedirte esta información cuando desees comentar en entradas futuras.

Luego de eso la cosa es bien fácil.  Escribe tus comentarios y dale “click” al botón azul que lee: “enviar comentarios”.

Por último, es importante que guardes tu “nombre de usuario” y “contraseña” en un lugar seguro porque existen ciertas circunstancias en las que lo pudieras volver a necesitar.

Cuando marcaste el recuadro de “recuérdame” en realidad lo que hiciste fue autorizar a nuestro servidor a introducir un pequeño archivo en la memoria de tu navegador.  Ese archivo se conoce como una galletita o “cookie”.

A veces las personas borran estos “cookies” por motivos de privacidad o seguridad.  En ese caso nuestro blog va a volver a pedirte el “nombre de usuario” y “contraseña” cuando vayas a comentar en el futuro.

Picadillo es un foro variado en el que trato temas que la mayoría de la gente no toca.  Te exhorto a que sigas leyendo y a que participes cada vez que puedas. Tu opinión es importante.

Próximamente vamos a introducir un servicio de pequeñas encuestas (de una a tres preguntas) sobre los distintos temas que se tocan en Picadillo. Te exhorto a que participes.

©2012, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

5 comentarios

  1. Saludos Orlando

    Primero que nada, excelente blog, es uno de los pocos en Español. Aplaudo la redacción limpia. Buen trabajo!

    En varios artículos deseaba dejar un comentario pero debo confesar que no lo hice hasta hoy porque considero que el proceso de registro es demasiado complejo (me registre porque el artículo me dijo que lo hiciera. ¿Qué cosas no?). Yo administro la plataforma de WordPress para algunos clientes y en mi blog personal (actualmente en desarrollo) y en las mismas utilizo el plugin “DISQUS”. Le exhorto a que explore esta herramienta, ya que permite al usuario dejar comentarios usando la contraseña de su red social, tal como Facebook y Twitter.

    Me interesa participar en la encuesta. Yo sigo este blog por RSS, ¿me enterare de la misma por este medio?

  2. Gracias por tus comentarios positivos sobre Picadillo.

    Vamos a colocar nuestras encuuestas en la columna derecha. Además, las vamos a mencionar en cada entrada.

    Definitivamente voy a investigar el plugin que me mencionas. También, puedes compartir nuestros artículos a través de las redes sociales utilizando el botón que está justo debajo de la notificación de derechos de autor de cada entrada.

  3. Verifiqué el plugin de Disqus que sugieres, pero la idea no me agradó. Disqus, suplanta el sistema de comentarios de WordPress y guarda la data en el servidor de un tercero.

    Siempre que uno hace eso comparte —o en el peor de los casos le entrega— la plusvalía de su contenido con otro.

    Por eso mismo corro Picadillo en mi propio servidor.

    De todos modos gracias por la sugerencia.

  4. A pesar de que Disqus suplanta los comentarios de WordPress y se encuentre en un servidor de un tercero, considero que los beneficios superan las desventajas. Con el simple hecho de que el usuario tenga accesible dejar su comentario sin tener que crear una cuenta nueva, en mi opinión, es un buen incentivo.

    En el caso de este comentario, no encontré una forma para dejar una contestación directa a su ultima contestación. Todos los comentarios se añaden en columnas individuales, en vez de organizarse en conversaciones.

    Por supuesto, existen miles de herramientas (plugins) para WordPress y se utilizan aquellas con las que uno se sienta a gusto y que se vean acorde con el tema del blog (algo que Disqus no trabaja muy bien. Al menos la versión gratis).

  5. Te concedo que esta plantilla no es la más “friendly” a la hora de dejar comentarios. Y te prometo que voy a tratar de mejorar el proceso mediante algún “plugin” en el futuro.

    Sin embargo, la manera en que está conceptualizado “Disqus” va a contrapelo con la de Picadillo y con mi manera de pensar.

    Cuando uno crea un blog no lo hace con ideas altruistas únicamente. Uno de los fines es ir creando una lista de lectores y colaboradores. Otro es ir creando un grupo de seguidores afines con nuestra manera de pensar y de hacer negocios. Para utilizar un término popularizado por Carlos Marx, vas alcanzando una plusvalía.

    Al utilizar servicios de terceros regalamos esa plusvalía y con ella nuestro trabajo arduo. Sin plusvalía jamás seríamos capaces de monetizar nuestros esfuerzos. Y esa, en última instancia, es la verdadera motivación de muchos de los que estamos en la Internet.

    Fíjate bien que en la barra del título de Picadillo dice claramente que es “el blog oficial de Accurate Communications”. Con ese apellido va un compromiso de hablar de temas que sean afines con los intereses de nuestros clientes y en el proceso ganarnos su buena voluntad para que se sientan inclinados a hacer negocios con nosotros.

    En lo personal yo soy muy cuidadoso de los servicios “gratuitos” que utilizo en la Internet. ¿Por qué? Porque en la Internet no existe nada “gratis”. Por cada servicio “gratis” que obtienes le cedes a alguien un pedacito de tu privacidad, un poco de tu plusvalía o le abres la puerta para que te bombardeen de promociones.

    Gracias por tus comentarios positivos y tus recomendaciones. Para más sobre este tema te sugiero que leas mi entrada del 2 de marzo de este año titulada “Cacheterismo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *