Año Nuevo… ¿Y Ahora Qué? La diferencia entre “resoluciones” y “sueños”

Share

botella-de-champan

Sonaron las doce. El bolón de Times Square cayó. Explotaron los petardos. El mundo sigue girando. ¿Y ahora qué?

¿Te has preguntado alguna vez qué tienen de diferentes las 12:00 de la medianoche de un año y las 12:01 del año siguiente? ¿Por qué es que los seres humanos le damos tanta importancia a ese momento preciso y no hacemos lo mismo a las doce de la noche de cada día?

Y entonces están las resoluciones de año nuevo… esos sueños de dicha, bienaventuranzas y buena voluntad que rara vez se cumplen. ¿A qué se debe que no se materializan? ¿Por qué es que vemos tantos equipos para hacer ejercicios aparecer, como por arte de magia, en en las páginas de eBay y Craiglist por ahí por el mes de mayo?

¿Por qué es que el ingreso de la mayoría de la gente no aumenta significativamente de un año a otro? ¿Por qué siguen fumando, no bajan la barriga, no dan el viaje de sus sueños, no estudian la carrera que se proponen… en fin, no logran casi ninguna de sus “resoluciones” de año nuevo?

Compra el libro “Redacción Eficaz” para tu Kindle

La razón es sencilla… porque no existe tal resolución. Lo que existe es un sueño.
Una resolución implica una meta. Para lograr una meta tiene que existir un plan y una fecha objetivo. De lo contrario lo que tenemos es un sueño.

Tomemos de ejemplo los equipos para hacer ejercicios. No importa si se trata de un plan P90x, un Total Gym, una gran bola inflable o una mera cuerda elástica. Si no te estableces una meta no vas a lograr nada.

Un ejemplo de una meta sencilla sería “bajar 25 libras durante los próximos 60 días”. No obstante, dicho así tan chulo suena hasta romántico. Logralo… esos ya son otros 20 pesos.

Una manera más clara —y mucho más alcanzable— de establecer esa misma meta sería decir: “voy a bajar 5 libras semanales”. Primeramente, suena más fácil. Por lo tanto, se nos hace más fácil convencernos de que lo podemos lograr. Pero no sólo es más fácil sino que representa 40 libras, en lugar de 25, en los mismos 60 días. ¡Haz el cálculo y verás!

Al minimizar la meta la hacemos lucir más alcanzable. Y lo mejor de todo es que, aún cuando no lleguemos a las 40 libras, de seguro sobrepasaremos las 25 que nos proponíamos inicialmente.

Eso me lleva a un elemento adicional que es importantísimo. Las metas tienen que ser “alcanzables”. Si te trazas de meta ganar el Daytona 500, y nunca has guiado ni un go-cart, las probabilidades de que lo logres serán ínfimas. Por lo tanto, tu meta puede ser ambiciosa pero tiene que ser realista.

No importa lo ambiciosa que sea tu meta, la clave para alcanzarla conlleva cuatro pasos:
* Establecer lo que te propones lograr (qué)
* Establecer para cuándo quieres lograrlo (cuándo)
* Trazar un plan de acción (cómo)
* Tomar acción

Fíjate que con esta fórmula sencilla no tienes que esperar al primero de enero para trazar tus resoluciones. Puedes hacerlo en cualquier momento del año. Lo importante es que traces el qué, cuándo y cómo de lo que te propones lograr, te lances a lograrlo y te ciñas al plan.

Obtén tu copia de Presentaciones Efectivas hoy

Hay pasos adicionales que puedes tomar, como medir tu progreso a lo largo del proceso para asegurarte de que vas en la dirección correcta. También puedes identificar personas o circunstancias que te ayuden a alcanzar tu objetivo. El trazo y la consecución de metas es un proceso del que se han escrito libros enteros.

Pero los pasos clave —nuevamente— son cuatro:
* Establecer lo que te propones lograr (qué)
* Establecer para cuándo quieres lograrlo (cuándo)
* Trazar un plan de acción (cómo)
* Tomar acción

El primer paso es el más fácil porque a todos nos encanta soñar. Pero los otros tres son los que diferencian los sueños de las metas verdaderas.

¿Ya sabes lo que quieres lograr este año? ¿Ya sabes para cuándo? ¿Sabes cómo lo vas a hacer? ¿Ya empezaste?

¡Feliz Año Nuevo!!!

©2017, Orlando Mergal, MA
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications,
Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de
media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de
Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.
Inf. 787-750-0000 • 787-306-1590

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *