¿Blog Gratis o Blog Privado? Esa Es La Pregunta

Share
Comienza a formar tu grupo de seguidores hoy.

Comienza a formar tu grupo de seguidores hoy.

Antes que todo vamos a establecer una premisa: a la mayoría de la gente le gustan las cosas gratis. Y los puertorriqueños ciertamente no son la excepción. Quizás por eso las redes sociales se han vuelto tan populares en la Isla. No cuesta nada participar.

A veces me pregunto cuánta gente las continuaría usando si de pronto comenzaran a cobrar $10-15 mensuales. Pues ese día podría llegar si no encuentran otra manera de monetizar su concepto.

Pero vamos a hablar de blogs…

Una de las maneras más populares que ofrece la Internet para ventilar nuestras ideas es a través de un blog. El concepto no es nuevo. Algunos de los blogs más antiguos que registra la Internet datan del año 2003.

El término blog viene de la contracción de las palabras “web log”, que en su concepción original consistía en mantener un diario en la Internet de nuestras vivencias diarias.

Con el tiempo el concepto se fue sofisticando y hoy existen blogs sobre todos los temas imaginables. Y no son crónicas únicamente. La mayoría exploran temas sofisticados de manera profunda.

¿Cuánto cuesta tener un blog?

Puedes tener un blog sin pagar un solo centavo. También puede costarte miles de dólares. ¿Cuáles son las diferencias? Mayormente dos: control y flexibilidad. Tener un blog gratuito es como vivir bajo el techo de otro. La otra persona va a establecer todas las reglas y va a tener todo el control. Y de producirse alguna ventaja de la relación generalmente va a ser para el dueño de la propiedad (que en ese caso no vas a ser tú).

VENTAJAS DE TENER UN BLOG GRATUITO

Inmediatez — Puedes tener un blog en cinco minutos. Sí, así como lo oyes. Basta con registrarte en lugares como wordpress.com, blog.com o blogger.com y tendrás un blog tan pronto llenes los formularios de registro.

Facilidad — Los blogs gratuitos están diseñados para personas que nunca han tenido un blog. Por lo tanto limitan las opciones de diseño y funcionalidad para evitar la confusión. Básicamente te ofrecen una o dos plantillas y poco acceso a plugins (veremos lo que es eso en unos minutos).

Colocación Preferencial — La mayoría de estos sitios de blogs gratuitos gozan de buena colocación en los motores de búsqueda. ¿Por qué? Por la gran cantidad de contenido “fresco y relevante” que producen sus usuarios. Algunos hasta están relacionados con uno u otro motor de búsqueda (como es el caso de blogger.com, que es propiedad de Google).

Cero costo por “dominios” o “hosting” — Al subscribirte a uno de estos blogs gratuitos automáticamente recibes un “dominio” gratis y una cuenta de “hosting”. ¿Qué es eso? El dominio es la dirección en la Internet en la que va a “vivir” tu blog, el “hosting” es el computador en el que van a residir tus archivos. Claro, si te subscribes digamos a blogger.com tu dominio va a ser xxxxx.blogger.com ó blogger.com/xxxxx. En otras palabras, tu blog va a “vivir” en casa de otro.

Mantenimiento Gratis — Como todo sitio en la Internet los blogs requieren mantenimiento. En el caso de los blogs gratuitos el mantenimiento está incluido. En el caso de un blog privado ese costo lo asume el dueño (tú). Y si no sabes de esas cosas tendrás que contratar los servicios de un “webmaster”.

DESVENTAJAS DE TENER UN BLOG GRATUITO (y ventajas de tener uno privado)

Flexibilidad En El Diseño — En la Internet hay tantos diseños de blogs como estrellas en el cielo (bueno, casi). De hecho, muchas de las páginas más visitadas en la Internet están montadas a base de WordPress, la plataforma más popular para montar blogs que existe hoy en día.

WordPress ofrece dos opciones: wordpress.com y wordpress.org. WordPress.com es donde puedes crear tu blog gratis (aunque con opciones muy limitadas). En WordPress.org puedes obtener el “software” gratuito para montar un blog privado.

Sí, así como lo oyes. El “software” de WordPress no cuesta nada. Las personas que montamos páginas en WordPress facturamos por lo que sabemos, no por el “software”.

Miles de opciones a escoger — WordPress funciona a base de una aplicación gratuita y miles de aplicaciones auxiliares llamadas “plugins” que le añaden todo tipo de funcionalidad. Para que tengas una idea, al momento de escribir esta entrada existían 23,334 “plugins” en el directorio de WordPress. Y esos son solamente los gratuitos. También existen miles de “plugins” pagados.

De nuevo te preguntarás: ¿si la mayoría de los “plugins” también son gratis, para qué le pago a un webmaster? Pues porque esa personas es la que sabe cuáles vas a necesitar, cuáles confligen unos con otros, y cuáles sencillamente no sirven. Además, generalmente esta persona va a tener conocimiento de otras tecnologías como HTML, CGI o PHP que le van a permitir hacer adaptaciones y arreglos según sea necesario.

Plusvalía — En un blog gratuito toda la plusvalía es para el “dueño de la casa”. Por más que te esmeres escribiendo, todo el tráfico que generes va a ser para wordpress.com, blog.com o blogger.com, según sea el caso.

¿Y qué van a hacer con todo ese tráfico? Colocarle anuncios. En un blog privado la plusvalía es para el dueño del dominio (tú). Y ese efecto es acumulativo. Al comienzo vas a sentir que hablas solo (o sola). Pero poco a poco vas a ir acumulando contenido y las visitas van a comenzar a aumentar.

Para que tengas una idea, la primera entrada de Picadillo se publicó el 6 de julio de 2009. Próximamente va a cumplir 4 años. A la fecha de hoy, incluyendo esta, cuenta con 173 entradas que oscilan entre las 600 y mil palabras. En algunas ocasiones se me ha “ido la mano” y he llegado a las 3,000. A eso se le llama plusvalía.

¿Por qué? Porque cada una de esas entradas se coloca en los motores de búsqueda y actúan como pequeños imanes que halan tráfico hacia mi dominio. No hacia el dominio de otro. Hacia el mío.

Lo que es más, yo podría dejar de escribir por un año y aún así cada una de esas entradas continuaría trayendo visitantes a mi sitio en la Internet.

Déjame darte otro ejemplo. Yo publico un programa online (podcast) titulado “Hablando de Tecnología”. Hubo un periodo en el que tuve que ponerlo en hiato porque dediqué mis esfuerzo a otros proyectos. Ese periodo fue de 616 días. Cada uno de esos días la página recibió tráfico de personas que venían a escuchar mis programas.

El pasado 1 de diciembre de 2012 Hablando de Tecnología regresó con más fuerza que nunca, ahora renovado bajo la plataforma WordPress. Poco a poco el tráfico ha ido aumentando y nuevamente está como si nunca lo hubiera puesto en hiato. Pero lo más importante es que durante esos 616 días tuve tráfico llegando a mi página sin hacer absolutamente nada.

Para terminar, tener un blog privado requiere varias cosas que no vas a necesitar con un gratuito. Primero, vas a necesitar un dominio. El dominio es la dirección en la Internet en la que va a “vivir” tu blog. Por ejemplo, el dominio de Picadillo es: http://www.picadilloblog.com y el de Hablando de Tecnología es http://www.hablandodetecnologia.com.

El costo de un dominio ronda los $10 al año. Pero puedes aprovechar ofertas excelentes al reservarlo por periodos de hasta diez años.

Luego de eso viene el “hosting”. Imagina el “hosting” como una gran computadora conectada a la Internet en la que van a residir los archivos relacionados con tu página o blog.

El costo por “hosting” puede variar. Pero generalmente oscila entre los $100 y $150 al año. Aquí vas a necesitar el asesoramiento de tu webmaster. ¿Por qué? Porque todos los servicios de “hosting” no son iguales. Un buen webmaster te ayudará a separar la paja del grano.

Cada entrada en tu blog actúa como un imán que apunta hacia tu dominio.

Cada entrada en tu blog actúa como un imán que apunta hacia tu dominio.

Y finalmente está el webmaster. Un buen webmaster debe tener varias características. Primero que todo debe ser honesto. Pregúntale —como quien no quiere la cosa— a nombre de quién van a estar tu dominio y tu “hosting”. Si te dice que a nombre de él/ella sácale el cuerpo como a la peste.

Muchos webmasters inescrupulosos utilizan esta técnica para “retener” a sus clientes; más bien para secuestrarlos. Registran el dominio y el “hosting” a su nombre sin decirte nada. Luego, si decides cambiar de webmaster, tranquilamente te dicen que el dominio es de ellos. Y como dijimos hace un rato, con el dominio se va tu plusvalía. En otras palabras, te obligan a permanecer con ellos.

Un buen webmaster debe saber redactar para la Internet. Hoy en día, con las modificaciones constantes a los algoritmos de los motores de búsqueda, la colocación de tu página en los SERPs (search engine result pages) va a depender de la manera en que esté redactada. Esto a su vez va a depender de la manera en que tu webmaster haya hecho el análisis de palabras claves y la programación original de tu página.

Luego de eso tu webmaster va a hacer una de dos cosas (dependiendo del arreglo al que hayan llegando). Te va a enseñar cómo redactar correctamente para la Internet o va a redactar por ti y facturarte una partida mensual).

Finalmente tu webmaster deberá conocer las tecnologías asociadas con la Internet (como HTML, CGI y PHP). Pero fíjate bien que puse este requerimiento a lo último. ¿Por qué? Porque es el requerimiento mínimo.

Cualquier “principiante” egresado de un programa técnico de computadoras va a poder crearte una página de Internet. Y te la va a quedar “bella”. Pero, ¿será capaz de sentarse con tu gente de mercadeo, ventas o relaciones públicas y establecer estrategias efectivas para tu página? ¿Será capaz de sentarse con tu gerente general y entender la visión y misión de la empresa?

Estas cosas no se aprenden en una escuela técnica. Por eso es que la mayoría te van a pedir una copia de tus “brochures” para vaciar esa misma información en tu página. Ah, y para que estés avisado(a), la redacción para papel es muy distinta a la redacción para la Internet.

¿Y qué va a pasar si lo pones a escribir por ti en el blog? ¿Realmente piensas que un “muchachito” va a ser capaz de abstraerse, insertarse en tus pensamientos y caminar un rato en tus zapatos?

banner-click-to-tweet-600x60

La persona que elijas como webmaster debe ser una persona de experiencia, que conozca no sólo los aspectos técnicos, sino el proceso de comunicación entero. Te va a costar un poco. Claro que sí. Pero va a hacer la diferencia entre una página del montón y una que puedas mostrar con orgullo.

©2013, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *