Diez Maneras de Ganar Dinero Usando Tu Carro

Share
Tu automóvil puede convertirse en una fuente de ingresos en momentos de estrechez económica.

Tu automóvil puede convertirse en una fuente de ingresos en momentos de estrechez económica.

En Puerto Rico prácticamente todo el que tiene licencia de conducir posee al menos un automóvil.  Y digo “al menos” porque la mayoría de la gente posee más de uno.

Por otro lado, mucha gente se queja de que el dinero no le alcanza.  Muchos están desempleados.  Pero inclusive aquellos “privilegiados” que cuentan con un empleo dicen que continuamente les sobra mes al final de dinero.

Hay muchas maneras de ganar algún dinero adicional.  Y de eso van a tratar la próxima serie de artículos en Picadillo.

Decidí comenzar con el automóvil por varias razones.  Primero —como dije— la mayoría de la gente con licencia de conducir tiene uno.  En Puerto Rico ese sector representa aproximadamente a la mitad de la población.  Pero estas ideas no sólo funcionan en Puerto Rico.  También pueden implantarse en otros países alrededor del mundo… dondequiera que existan autos, carreteras y conductores.

Segundo, el automóvil representa uno de los gastos principales que tienen las personas.  Aún cuando no se den cuenta.  Piénsalo.  En la mayoría de los casos tener un automóvil conlleva un pago mensual, que en la mayoría de las familias es el segundo en cuantía luego de la hipoteca.  A eso hay que sumarle seguros, combustible, mantenimiento y depreciación.

Tercero, la mayoría de los automóviles pasan el día estacionados, ya sea en la casa, en la oficina o en algún centro comercial.  Por lo tanto, estamos pagando por un bien que deprecia constantemente aunque no lo utilicemos.

Entonces, la pregunta obligada es: ¿por qué no buscar una manera de sacarle dinero?

Obviamente, unos vehículos se van a prestar más que otros, dependiendo de la manera en que nos propongamos sacarle un “dinerito”.  Pero en la mayoría de los casos de lo que se trata es de tener un poco de inventiva.

Exploremos algunas ideas que nos pueden a ayudar a recuperar ese dinero que tenemos atrapado en cada vehículo:

  • ¿Llevas niños a la escuela?— ¿A cuántos vecinos te encuentras cada mañana haciendo lo mismo que tú? ¿Por qué no ofrecerte a transportar varios niños del vecindario por un costo módico?  Después de todo vas a dar el viaje comoquiera.  ¿Por qué no ganarte unos dólares evitándole la tarea a los demás.  Te sorprendería la cantidad de gente que podría estar interesada.Obviamente, en este caso va a ser mejor si tu vehículo es grande.  ¿Por qué?  Porque vas a poder acomodar una cantidad mayor de niños.Además, al igual que en el caso de todas las demás ideas que vamos a presentar, es importante que investigues sobre cualquier licencia, permiso o seguro que te pueda ser requerido por el gobierno de tu localidad.
  • Reparte Periódicos— ¿No te molesta madrugar?  El negocio de repartir periódicos ya no es cosa de niños.  Los tiempos de repartir diarios en bicicleta, con un canasto al frente y dos a los lados traseros, son cosa del pasado.Hoy en día este tipo de trabajo lo hace gente retirada en carros pequeños que gasten poca gasolina.  Eso sí, trata de repartir toda la semana porque el día más lucrativo es el domingo.
  • Transporte de Ancianos— ¿Vives cerca de una égida o de una comunidad en la que vivan muchas personas de la tercera edad?  ¿Sabías que muchas de estas personas no pueden guiar?Muchas de estas personas padecen de condiciones graves, como la diabetes, que poco a poca van minando su capacidad motora y visual.  En muchos casos esto los incapacita para conducir vehículos de motor.  Y para complicar la cosa todavía más, en muchos casos sus hijos no se ocupan de ellos.No obstante, estas personas tienen las mismas necesidades que todos nosotros, como: ir a hacer compras, hacer sus diligencias o asistir a sus citas médicas.  Con un poco de ingenio puedes establecer un itinerario en el que le ofrezcas transporte semanalmente.
  • ¿Vives cerca de un aeropuerto?— ¿Recuerdas la última vez que fuiste de viaje?  ¿A quién ocupaste para que te llevara o te recogiera?  Probablemente hablaste con algún vecino, un hijo o un familiar.  ¿Verdad?  Pero la realidad es que cada cual tiene sus problemas.  Piénsalo. Estas personas lo hacen por complacerte.  Pero en realidad le estás complicando la vida.Imagina colocar un pequeño anuncio clasificado en el periódico de la iglesia; o en algún semanario regional que resulte económico.  ¿Piensas que podrías ganarte unos “chavitos”? ¡Claro que sí!¿Y qué hay de los taxistas?  ¿No estarías robándole el negocio?  Técnicamente sí.  Pero la realidad es que ellos están mucho más interesados en el turista.  ¿Por qué?  Porque se trata de un viaje corto, y que generalmente conlleva una buena propina.  Obviamente, ellos van a preferir hacer muchos viajes cortos en un día en lugar de ir a recoger a un pasajero en alguna dirección lejana a la que nunca hayan ido.
  • Rótulos Magnéticos o de Malla— Imagina usar los lados de tu vehículo como espacio publicitario.  ¿Pues sabes qué?  Es más fácil de lo que piensas.  Todo lo que tienes que hacer es ponerte de acuerdo con distintos comerciantes del área y cobrar una pequeña cantidad por el espacio.Puedes negociar de distintas maneras. Puedes tener el mismo anuncio en ambas puertas o uno distinto en cada lado del vehículo.  También puedes colocar anuncios distintos cada día de la semana o mantener los mismos por semanas o meses.  Todo está en lo que acuerdes con los comerciantes.Y no olvides el cristal trasero.  Ese se considera espacio “premium”.  ¿Si transitas a diario —sobre todo en tapones— qué es lo más que va a ver el chofer que viene detrás de ti?Y si tienes una guagua del tipo “SUV” prácticamente vas a poder colocar un “cruzacalles” en el cristal trasero utilizando un material tipo malla.Claro, este tipo de anuncio se coloca a largo plazo, así que tendrás que negociarlo de manera distinta con el cliente.
  • Altavoz sobre el techo— Esta idea va a ser especialmente fácil de implantar para aquellas personas que tengan una voz clara y potente, un computador personal y una guagua tipo “SUV” con anaquel de carga en la capota.Imagina ponerte de acuerdo con los comerciantes del área para anunciar los especiales de la semana, los eventos importantes o sencillamente a los negocios de la vecindad.¿Qué vas a necesitar?  Primero vas a necesitar un computador personal con aplicaciones para redactar, grabar audio y quemar discos compactos.  Luego vas a necesitar un tocadiscos de CDs en la guagua y un sistema de bocinas removible sobre el anaquel del techo conectado al tocadiscos.  Finalmente vas a tocar el CD con los anuncios continuamente mientras das vueltas por el vecindario.De primera intención te va a parecer complejo.  Pero después de hacerlo unas cuantas veces vas a ver que es una tontería.
  • Servicio de Entrega— ¿Tienes una guagua tipo SUV o tipo Van?  Entonces puedes ponerte de acuerdo con los comerciantes de la vecindad para entregar mercancía o productos.  O para hacer recogidos…Te sorprenderías de la cantidad de comerciantes que no cuentan con una guagua propia.  O quizás no tienen el tiempo o el personal para hacer sus propios recogidos o entregas.El caso es que tú puedes maximizar tu vehículo creando una simbiosis con esos comerciantes.
  • Servicio de Gestoría— En Puerto Rico es una pesadilla salir a hacer diligencias.  El gobierno se ha encargado de eso.  Por lo tanto, si tienes el tiempo y la paciencia, puedes sacarle dinero a esa cruel realidad.¿Qué puedes hacer?  Pagos de electricidad, agua, teléfono, patentes, CRIM, marbetes, licencias, contribuciones y mil cosas más. Todo lo que hace falta es que conlleve una larga fila y la gente va a estar dispuesta a pagar para que la haga otro.¿Y el carro… cómo entra en esta ecuación?  Bueno pues… te da movilidad.  Otra realidad de la Isla es la poca confiabilidad de su sistema de autobuses.  En este caso un auto pequeño va a ser tu mejor opción.
  • Transporte de Desperdicios Reciclables— Hoy en día prácticamente todo se recicla.  Claro, hay que saber dónde.  La mayoría de los municipios sólo recogen papel, cartón, latas de aluminio y cristal.Si tienes una guagua tipo “pick-up, y haces la tarea de identificar los distintos lugares donde se recicla aluminio, cobre, acero, plásticos sofisticados y componentes electrónicos, puedes ofrecer tus servicios recogiendo ese tipo de desperdicio y llevándolo a los lugares apropiados.No sólo obtendrás dinero por recoger los desperdicios, sino que te pagarán nuevamente al venderlos como materia prima reciclable.
  • Hojas sueltas— Parece increíble pero, a pesar de la explosión tecnológica que caracteriza nuestros tiempos, todavía las hojas sueltas son el medio más costo-efectivo y económico para ciertos tipos de mensajes.Obviamente hay que utilizar el mensaje correcto y saber preparar una hoja efectiva.  También hay que repartirlas a la hora correcta y en el lugar correcto.  Pero la acción de repartirlas es algo que sólo requiere un vehículo pequeño, alguien que lo guíe y dos personas a las que le guste caminar.Lo demás va a ser dejarlos en la esquina de cada calle —cada uno en su acera— y recogerlos en la otra esquina.

Como hemos visto un carro puede servir para muchos propósitos.  Entre ellos para ganar dinero.  Obviamente esta lista no es exhaustiva.  En asuntos de negocios la imaginación es el límite.

Además, nada impide que combines estas ideas y hasta las utilices de manera simultánea.  Lo importante es que maximices tu tiempo y obtengas el mayor ingreso posible.

No importa lo difíciles que estén los tiempos.  Con un poco de ingenio se puede campear el temporal.  Quizás estas ideas no te proporcionen todo el dinero que necesites.  Pero cada dólar que obtengas va a ser uno menos que necesites.

Hasta la próxima amigos.

©2012, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *