Diez Maneras Gratuitas De Mejorar Tus Fotografías??

Share
La diferencia en tus fotos la haces tú. Aprende a hacer mejores fotos.

La diferencia en tus fotos la haces tú. Aprende a hacer mejores fotos.

La mayoría de las personas asocian la buena fotografía con cámaras costosas y equipo de iluminación sofisticado. Algunos hasta se lo dicen a uno: “wow, usted debe de tener tremenda cámara”. El mensaje implícito es que la diferencia la hace la cámara, no el fotógrafo. A lo que a veces contesto, en forma de broma: “claro, la compré donde mismo Mozart compraba sus pianos”.

La realidad es que la buena fotografía es una habilidad adquirida y depurada con los años. Claro, un poco de habilidad no hace daño. Pero en gran medida se trata de practicar, practicar y practicar. De hecho, cuando comencé en la fotografía, a comienzos de la década de los 80s, se decía que el fotógrafo aprendía dañando rollos.

Hoy en día la cosa es más fácil. Primero, las cámaras ya no usan rollos. Esto trae una economía en sí mismo. Podemos retratar y retratar hasta que perfeccionemos nuestra técnica. Pero, más importante aún, vemos los resultados de inmediato. Tan pronto apretamos el obturador se enciende una pequeña pantalla en la parte posterior de la cámara y vemos el resultado de nuestros esfuerzos. Si metemos la pata basta con intentarlo de nuevo. Antes había que esperar días en lo que recibíamos nuestras fotos reveladas

Obviamente, hay técnicas esotéricas que se aprenden una vez uno alcanza cierto nivel de pericia. Algunas de ellas tienen que ver con la cámara misma y otras se relacionan con programas de computadora que utilizamos para procesar nuestras imágines. Pero, como aprendí muy temprano en el mundo de la fotografía: “podemos convertir algo en nada pero no podemos convertir nada en algo”.

Es decir, una persona inexperta puede tomar una imagen prístina y fastidiarla, pero hay imágenes que no hay manera de mejorarlas.

En esta entrada vamos a discutir 10 técnicas que te ayudarán a hacer mejores fotos. De las diez, nueve van a ser 100% gratis. Es decir que no requieren inversión adicional alguna de tu parte, que no sea tu contribución de 99¢, tus esfuerzos y paciencia. La última te va a costar un par de dólares, pero la diferencia en tus fotos va a ser del cielo a la tierra.

Créeme, yo llevo casi 30 años haciendo fotografías y estos diez consejos que te voy a dar me pasan por la mente como una película cada vez que voy a hacer una foto.

Veamos cuáles son:

  1. ¿Cuál es el tema en esta foto?

    ¿Cuál es el tema en esta foto?

    Un Solo Mensaje— Una foto bien tomada está supuesta a hablar por sí sola. Está supuesta a narrar una historia. ¿Qué estaba sucediendo cuando se tomó? ¿Cuál era el ambiente? ¿Había tristeza o alegría? ¿Hacía frío o calor? Había mucha gente o poca? Recuerda, muchas veces la persona que vea tu foto no te va a tener al lado para explicársela. ¿La entenderá?Busca capturar emociones. Busca capturar el ambiente que prevalecía al momento de tomar la imagen. Trata de tomar fotos que hablen.

  2. Llena El Cuadrante— Recuerdas el juego aquel, de las dos latas y un hilo, que muchos jugábamos de niños. Bastaba con estirar el cordón y teníamos el más rudimentario de los teléfonos.Una lata actuaba como transmisor y la otra como receptor. Por su parte, el cordón actuaba como el canal de comunicación.Ese mismo modelo se ha utilizado por décadas para ilustrar el modelo de la comunicación. Tenemos un transmisor y un receptor unidos por un canal. No obstante, alrededor del hilo tenemos un cuarto elemento que se conoce como “ruido”.Ruido es todo aquello que impida la comunicación. En una foto es todo aquello que distraiga nuestra atención del sujeto. Si el tema de nuestra foto es un grupo de amigos en la fiesta de la oficina todo lo que esté a su alrededor que no diga “fiesta” está demás y le va a restar fuerza a la foto.
  3. Ley de los tercios. La Rogativa. San Juan. www.puertoricophotography.com

    Ley de los tercios. La Rogativa. San Juan. www.puertoricophotography.com

    Ley De Los Tercios— Imagina que pudieras dividir el visor de tu cámara en 9 pedazos iguales, tres hacia el lado y tres hacia abajo; algo así como la retícula que se utiliza para jugar “ceritos”. Obviamente, tendrías 4 puntos de intersección.Ahora, ¿para que te serviría eso?Pues imagina que fueras a fotografiar a una compañera de oficina durante la fiesta de Navidad. ¿Dónde la colocarías en la foto? Si pensaste en el medio tu foto hubiera lucido aburridísima.

    Por el contrario, si la colocaras en uno de los puntos de intersección tu foto tendría muchísima más fuerza. ¿En cuál de ellos? Bueno, ya ahí entraríamos en el “lenguaje” de la fotografía.

    Los dos puntos de intersección de arriba, el de la derecha y el de la izquierda, serían los más apropiados. Claro, el lugar hacia dónde mire la persona también es parte del “lenguaje”. Por ejemplo, si la colocas bajo el punto de la izquierda, y la pones a mirar hacia la izquierda, el mensaje implícito a nivel psicológico sería que se está yendo. Lo mismo sucedería en el extremo opuesto de la foto si la pusieras a mirar hacia la derecha.

    Colocar a la persona en los puntos de abajo le restaría importancia, independientemente de cuál de los dos utilices. ¿Por qué? Porque tendrías demasiado espacio vacío; y el espacio vacío actúa como ruido.

  4. Cada elemento de la foto está en el lugar justo. Fíjate en el uso de la ley de los tercios. www.puertoricophotography.com

    Cada elemento de la foto está en el lugar justo. Fíjate en el uso de la ley de los tercios. www.puertoricophotography.com

    Vela Tu Composición— la manera en que juguemos con la colocación de los distintos elementos en nuestras fotos se conoce como la composición de la imagen.De este tema se han escrito libros enteros. Y de hecho, si quieres mejorar tus fotos en un 1,000%, te sugiero que compres un libro sobre composición antes de gastar dinero en equipo adicional alguno. La composición es el elemento #1 que separa a los fotógrafos profesionales de los principiantes.Imagina que fueras a hacer una foto de un paisaje. Digamos que se trata de un atardecer sobre el mar. El fotógrafo principiante colocaría el horizonte en el centro de la foto. ¿Cuál sería el mensaje?

    Ahora, digamos que sobre el mar hay una formación espectacular de nubes teñidas por matices de rojo y azul. ¿Qué harías? Si subiéramos el horizonte el mensaje sería que lo importante es el agua. Si lo bajáramos lo importante sería el cielo.

    ¿Vas viendo cuál es la idea? Pero volvamos a la fotografía de personas.

  5. Busca El Nivel De Los Ojos—¿Has escuchado decir alguna vez que los ojos son el espejo del alma? Pues cuando fotografías gente hacen toda la diferencia del mundo.Lo primero que tienes que asegurar es que los ojos de tus sujetos estén en perfecto foco. ¿Por qué? Porque si los ojos están fuera de foco la foto estará fuera de foco. ¡Punto!!!Ahora, además de estar en foco, los ojos le añaden o le restan importancia a tus sujetos. Primero, en la mayoría de los casos tus sujetos deben tener los ojos abiertos y estar mirando a la cámara. Esto puede parecer una tontería pero el momento de asegurarte de que todos los que estaban en una foto tenían los ojos abiertos es justo después de tomarla. Mejora aún, toma varias copias por si acaso.

    ¿Y la mirada? A menos que vayas a tomar una pose contemplativa, en la que tu sujeto esté mirando a la lontananza, lo esperado es que esté mirando a la cámara.Ahora, luego que tu sujeto esté mirando a la cámara, con los ojos abiertos, van a haber básicamente tres maneras incorrectas y una correcta de hacer la foto. La vas a poder tomar de arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba, directo al nivel de los ojos o un poquito bajo el nivel del los ojos. La última es mi preferida. ¿Por qué?

    Cuando fotografiamos a una persona de abajo hacia arriba luce imponente. Le añadimos importancia. Sin embargo, si el ángulo es demasiado pronunciado introducimos error de perspectiva (parece que tiene las piernas largas, el torso pequeño y la cabeza minúscula. Además, vemos el interior de su nariz.

    La toma perfecta. Un poco bajo el nivel de los ojos.

    La toma perfecta. Un poco bajo el nivel de los ojos.

    Cuando nos vamos al extremo opuesto y la fotografiamos de arriba hacia abajo luce insignificante, con la cabeza pronunciada, el torso alargado y la piernas cortas; casi caricaturesca.

    Cabe señalar que este es el ángulo más común que toman los fotógrafos inexpertos de sus mascotas y niños pequeños. Si quieres fotos de niños y mascotas que luzcan profesionales súbelos a tu altura o bájate hasta el suelo. “Oops”, se me escapó el secreto.

    Cuando retratamos a las personas al mismo nivel de los ojos parece que nos están clavando la mirada. En ocasiones lucen hasta agresivas. Eso no quiere decir que esté mal. Haz la prueba. Experimenta. Si a ti te complace y a la persona también dale pa’ lante.

    Pero la manera que yo prefiero es colocando la cámara como a una pulgada bajo el nivel de los ojos. ¿Por qué? Porque la persona luce importante sin lucir agresiva.

    De nuevo, nada de esto está escrito en piedra. Las reglas están hechas para romperlas. Haz la prueba y mira a ver lo que más te complace.

  6. Evita El Paredón— Este error lo cometen los principiantes y algunos “profesionales” también. Cuando van a retratar a un grupo de personas los paran en fila frente a la cámara como si se tratara de un fusilamiento.Por favor. Usa el cacumen. Busca algún lugar donde colocarlos en forma piramidal. Puede ser usando sillas, una escalera, una calle empinada o hasta cajas vacías.

    El asunto es romper la monotonía. Y no los pongas a todos en el mismo plano. La foto lucirá mucho más dinámica si colocas un grupo al frente y otro detrás.Ahora, fíjate bien de que los que coloques atrás sean los más altos. ¿Por qué? Primero porque los más altos al frente taparían a los más bajitos. Pero además, la perspectiva haría que los más pequeños lucieran aún más pequeños y los más altos lucieran todavía más altos.

    ¿Y qué hay de las personas cuya altura es marcadamente distinta? ¿No los vas a parar uno al lado del otro, verdad? ¿

    A menos que quieras que se parezcan a Benitín y Eneas?La manera más fácil de resolver este problema es buscando un lugar donde haya un par de escalones. Sencillamente coloca a la persona más alta al frente y a la más bajita en el primer o segundo escalón. De pronto parecerán igual de altos. Y si de verdad quieres engañar al que mire la foto tómala de la cintura hacia arriba.

    Al eliminar las piernas y el suelo estarás eliminando todo punto de referencia y la persona que mire la foto pensará que se trata de dos personas de una altura similar.También puedes sentar al más alto y parar al más bajito a su lado.

  7. Vela Tu Entorno— En mis más de 20 años en el mundo de la comunicación comercial he visto miles de fotos que se pudieron haber usado de no haber sido por un descuido del fotógrafo. Por ejemplo, una pareja en una fiesta, perfectamente posada, pero con una mesa al lado llena de platos y vasos usados. O una persona que le salía un poste de la cabeza. O alguien que tenía a otras personas detrás que nada tenían que ver con la foto. O cinco personas mirando a la cámara y una mirando a los cuatro vientos.

    Cada vez que vayas a apretar el obturador mira detalladamente lo que estás incluyendo en la foto. Pero más importante aún, elimina todo aquello que no aporte al mensaje central.Recuerda, todo lo que no contribuya al mensaje, o le reste fuerza, se considera ruido.

  8. Busca La Sombra— A muchos de nosotros nos enseñaron que la mejor manera de retratar a una persona era parándonos de espalda al sol y colocando la persona al frente nuestro.

    ¡Mentira!

    Esa es la fórmula para lograr fotos feas de personas con los ojos hundidos y cerrados.

    Cuando posamos a una persona de cara al sol suceden varias cosas. Primero, la persona va a tender a cerrar los ojos para protegerse de la luz excesiva. Esto no lo hace a propósitos.

    Se trata de un reflejo inconsciente. Segundo, la luz del sol va a crear sombras muy oscuras bajo el ceño y la nariz de la persona haciendo que luzca como un mapache. Tercero, la persona se va a sentir incómoda. Esto a su vez se va a proyectar en sus gestos.

    El resultado van a ser personas con los ojos oscuros, cerrados y con cara de pocos amigos.Hay varias formas de resolver este dilema. La primera es buscar un área de sombra cerca de una pared. Preferiblemente blanca. La luz rebotada de la pared va a bañar a nuestro sujeto en una luz suave, reduciendo marcadamente las sombras oscuras.

    La segunda es sencillamente esperar que pase una nube que tape el sol. El efecto neto va a ser el mismo de la pared blanca. Va a aumentar el tamaño efectivo de la fuente de luz reduciendo a la vez la oscuridad de las sombras.

    Tercero, podemos fotografiar a la persona bajo un árbol. Aquí debes tener cuidado de buscar un árbol frondoso que produzca una sombra uniforme. De lo contrario las hojas actuarán como un filtro que teñirá la luz de color verde. ¿El resultado? Nuestro sujeto va a parecer que tiene hepatitis.

    Finalmente, hay una opción en la que rara vez piensan los principiantes. Se trata del “flash”. En lugar de posar a tu sujeto de cara al sol colócalo de tal manera de que el sol le dé sobre uno de los dos lados traseros de la cabeza y toma la foto con “flash”. ¡Sí, de día!El resultado va a ser una foto que lucirá natural y con un brillo muy atractivo en la parte de la coronilla. Compruébalo.

  9. Utiliza Un Reflector— En ocasiones no vamos a tener otra opción que fotografiar a nuestros sujetos con la luz viniendo directamente del lado. Esto va a ocasionar que un lado de la cara quede bien iluminado y el otro quede oscuro.

    Afortunadamente hay una manera sencilla de resolver este problema. ¿Has notado alguna vez como los fotógrafos de bodas a menudo cargan con unos grandes discos dorados, plateados o blancos? ¿Sabes lo que son?Sencillamente son reflectores. Y tú puedes hacer lo mismo con un cartón blanco o sencillamente con una cartulina escolar. Claro, para esto vas a necesitar un asistente. El truco es colocar el reflector lo más cerca posible del lado oscuro de la cara, sin que se vea en la foto. ¿Para qué? Para reflejar la luz proveniente del lado más iluminado e igualar la iluminación del otro lado lo más posible.

    ¿Y el color? Bueno, los fotógrafos usan reflectores dorados cuando quieren hacer que la luz luzca más cálida. En el caso del plateado lo usan porque refleja más luz que los otros dos. Y en el caso del blanco buscan la iluminación más suave posible.Pero para empezar experimenta con el blanco. Los resultados los verás de inmediato. Luego habrá tiempo para comprar reflectores más sofisticados.

  10. Líneas convergentes. Fíjate como halan la vista hacia el centro de la imagen.

    Líneas convergentes. Fíjate como halan la vista hacia el centro de la imagen.

    Líneas Convergentes— Los fotógrafos utilizamos mil trucos para acentuar ciertas partes en nuestras imágenes. Unos son más evidentes y otros son totalmente imperceptibles, a menos que se sepa lo que se está buscando.Obviamente, este no es un curso abarcador de fotografía. Pero pensé que incluiría una de las técnicas más efectivas y fácil de usar. Se trata de las líneas convergentes.Siempre que hayan dos líneas paralelas en un mismo plano, la cámara las va a percibir como líneas convergentes. Esto se conoce como un efecto de perspectiva.

    En el mundo real no notamos este efecto. ¿Por qué? Porque nuestro cerebro lo corrige sobre la marcha. Tenemos que prestar atención para poder notarlo.

    ¿Quieres hacer la prueba? Sal a la acera frente a tu casa o apartamento. Ahora párate en el mismo centro de la acera y mira a lo lejos. Notarás que parece que la acera se torna más estrecha a medida que la vista se aleja.

    En nuestro quehacer diario no pensamos en estas cosas, porque a nivel consciente sabemos que la acera es igual de ancha en ambos extremos de la calle. Pero nuestra cámara no piensa. Para ella todo lo que esté más cerca luce más grande y lo que esté más lejos luce más pequeño.

    Cuando miramos una foto esto nos provoca un efecto psicológico. Las líneas convergentes tienden a halar la vista hacia el punto de convergencia. Por lo tanto, colocar nuestro sujeto en medio de líneas convergentes va a tener el efecto de enfatizar el tema de nuestra foto.

    Otras maneras de enfatizar son la repetición, el tamaño, las líneas en forma de ese, la perspectiva forzada, la textura, la diferencia en iluminación o la diferencia en foco. Pero de esas hablaremos en detalle en una entrada posterior.

Espero que estas primeras diez sugerencias te ayuden a mejorar tus fotografías. Como habrás notado, ninguna tiene costo monetario significativo. A lo sumo un dólar o dos. El único costo va ser el tiempo y ahínco que pongas en mejorar tu técnica.

Para mí la fotografía ha sido una manera adicional de ganar dinero y un entretenimiento singular durante más de 30 años. Y lo mejor de todo es que lo puedes hacer en grupo o por tu cuenta.

Si leíste este artículo entero ya tomaste el primer paso para mejorar tus fotos. Ahora sólo falta que practiques, practiques y practiques. ¡Que disfrute!

©2012, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios