¡El Copyright Apesta!

Share
Registrar tus obras originales de autor y echar el dinero a la basura es exactamente lo mismo. El Copyright Apesta. El servicio está roto. ¡No funciona!

Registrar tus obras originales de autor y echar el dinero a la basura es exactamente lo mismo. El Copyright Apesta. El servicio está roto. ¡No funciona!

Si eres bueno(a) produciendo contenido —cualquier tipo de contenido— entonces probablemente has oído hablar de la Oficina de Derechos de Autor de los Estados Unidos.  Bueno, pues no me propongo explicarte lo que es, porque —para eso— existen una gran variedad de libros que puedes obtener en Amazon y aprender por tu cuenta.  Pero, lo que sí voy a decirte es que te ECONOMICES EL DINERO.

¡Sencillamente no funciona!  ¡Apestan en lo que hacen!!!

He sido un productor de contenido por 22 años.  Produzco video, audio, material escrito, fotografías y contenido para la Internet en una variedad de formas.

Como tú, aprendí que si uno produce una obra original de autor —como le llaman en la ley— y no la registra con la Oficina de Derechos de Autor de los Estados Unidos, entonces no puede ir a la corte a exigir daños en metálico en caso de una violación de derechos de autor.

Puesto en palabras llanas, si no registras la obra ningún abogado va a estar dispuesto a llevar el caso.

Lo gracioso es que si la registras tampoco vas a lograr nada.  ¿Por qué?  ¡Porque los empleados de la Oficina de Derechos de Autor son unos incompetentes!

Las últimas cuatro registraciones que envié sencillamente desaparecieron.  ¡Se esfumaron!  ¡Puff!  ¡Doscientos dólares en gastos de registración se fueron directo a la basura!  ¿Por qué?  ¡Porque jamás recibí los certificados de registración!

Darle seguimiento por escrito es botar más dinero.  Sencillamente no contestan.  ¿Confirmación de entrega?  Olvídalo.  ¿Acuse de recibo?  ¡No me hagas reír!  La tarjetita verde te va a llegar.  Claro que sí.  Pero eso es todo lo que vas a recibir.  ¡Demonios, ni siquiera firman la maldita tarjeta!

He esperado casi dos años.  De hecho, he pensado hasta en referir el caso directamente a la Casa Blanca.  Pero entonces llegué a la realización de que el presidente anda en campaña, así que probablemente no me va a contestar tampoco.

Así que aquí está mi consejo.  Economízate el dolor de cabeza y el dinero.  ¡El Copyright Apesta!  Claro, la idea suena bien en papel.  Pero es una pérdida de tiempo y dinero.  Al igual que otras oficinas del gobierno está descalabrada.

Además, probablemente ni te vas a enterar cuando te pirateen un trabajo.  Así que lo mejor es hacer como decía la canción “don’t worry, be happy”.

©2012, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

PD: Generalmente pongo una marca de Copyright al final de mis artículos esperando que no los copien sin autorización.  Pero en el caso de este doy permiso para que lo publiquen en cuantos lugares quieran.  Esta gente son unos ineptos.  Rieguen la voz.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *