El Poder De La Palabra “Gracias”

Share

 

Orlando Mergal es Distribuidor de SendOutCards en Puerto Rico

Orlando Mergal es Distribuidor de SendOutCards en Puerto Rico

Puerto Rico está “chavao”.  Esto está malo.  Fulano es un pillo.  Aquel es más pillo que yo. Me botaron.  ¡Que mucho nos lamentamos! En medio del mar de lamentos que rodea nuestra existencia parecería que no hay motivo para dar gracias.

Pero, detengámonos un momento y analicemos nuestra realidad.  Sí, la tuya y la mía… Por más “fregaos” que estemos.  Yo dormí anoche en una cama “queen”.  ¿Y tú?  Esta mañana comí desayuno y escuché un rato la radio.  Tenía qué desayunar.  Tengo un radio.  Me di un “bañito” y me vestí.  Tenía agua, jabón, shampoo, toalla y ropa limpia que ponerme.

Luego fui a la oficina, encendí el computador y di una “vueltita” por la Internet.  Ah, porque tengo oficina, tengo computador y sé usar la Internet.

¡Puerto Rico está “chavao”, pero que muchas cosas tengo!

¿Sabías que hay lugares en África en los que la gente vive con menos de un dólar al día?  Quizás debiéramos pensar en eso antes de decir que Puerto Rico está “chavao”.

Ah, y entonces están los amigos.  No los cibernéticos que acumulamos —a montón por chavo— en las redes sociales, sino los de verdad.  Los que van a verte al hospital cuando te enfermas.  Los que te llaman cuando estás afligido(a).  Los que te acompañan en el dolor cuando alguien importante en tu vida parte al más allá.

Son menos.  A veces los podemos contar con los dedos de la mano y nos sobran dedos. Pero esos son los amigos de los que habla Alberto Cortés en su famosa canción.

Y lo peor del caso es que a veces los echamos al olvido…  Nos embebemos en el trajín diario, en la carrera fraticida hacia el “éxito”, y nos olvidamos de la única gente que de verdad disfruta al vernos triunfar.  No por lo que nos puedan sacar, sino por el aprecio incondicional que nos tienen.

En estos días sucedieron varias cosas simultáneas en mi vida. ¿Casualidades?  Lo dudo.  ¿Causalidades?  Sin duda.

El pasado sábado participé de una actividad en el Hotel Mariot de Condado auspiciada por la empresa SendOutCards, de la cuál soy Distribuidor.  El orador para la actividad fue Kody Bateman, CEO y Fundador de la mencionada organización.

La temática del evento giró alrededor de “los impulsos ignorados”, el agradecimiento, la ley de atracción y el éxito; todos temas ignorados dentro de la mentalidad derrotista de “Puerto Rico está chavao”.

SendOutCards es la compañía de postales y regalos a través del Internet de más rápido crecimiento en el mundo.  Tanto así que son el cliente #1 del Correo de los Estados Unidos, superando incluso a las propias dependencias federales y estatales.

¿Y cómo comenzó todo?  Pues resulta que el señor Bateman tenía un hermano mayor a quien prácticamente idolatraba. Como muchos norteamericanos el señor Bateman se fue a trabajar lejos de su estado natal de Utah.

Visiblemente afectado y prácticamente entre lágrimas, Bateman contó que el día que salió de su casa para dirigirse a su nuevo trabajo observó a su hermano a lo lejos y sintió el impulso de ir hasta donde él a darle un abrazo.  Desafortunadamente se limitó a gesticular un adiós con la mano.  Dos meses más tarde, recibió la llamada de que su hermano murió en un accidente industrial.

¿Alguna vez te ha sucedido algo así?  ¿Has sentido la urgencia de decirle a alguien lo mucho que le aprecias y la has dejado pasar?

Promptings Cuando sientas el impulso de comunicarte con alguien no lo dejes para luego. Porque puede ser demasiado tarde.

Promptings
Cuando sientas el impulso de comunicarte con alguien no lo dejes para luego. Porque puede ser demasiado tarde.

En su libro “Promptings” el señor Bateman nos habla de la importancia de atender de inmediato a estos llamados del alma.  ¿Por qué?  Porque después puede ser demasiado tarde.

Fue de ahí que surgió SendOutCards. Del compromiso de Bateman, con su hermano muerto, de crear un vehículo que permita que gente de todas partes del globo puedan enviar postales y regalos desde cualquier parte del mundo desde la comodidad de su computador.

¿Y de qué tipo de postales estamos hablando? De todo tipo.  Hay miles de modelos prediseñados.  Pero más importante aún, puedes crear la tuya propia como la desees y subirla al sistema.  De todas ellas las más que yo utilizo son las motivacionales y de agradecimiento.

Aprende a ser agradecido tu vida cambiará.

Aprende a ser agradecido tu vida cambiará.

En su libro “Appreciation Marketing”, Tommy Wyatt y Curtis Lewsey nos hablan de la importancia de expresar agradecimiento sincero y sin ataduras.  ¿Qué es eso?  Dar gracias por el único motivo de dar gracias.  Esto no es lo mismo que enviarle una postal de agradecimiento un amigo y mencionarle que ahora estamos vendiendo seguros.

Piensa por un momento.  ¿Cuántas amistades tienes a las que no has saludado por meses?  ¿O por años?  Imagina la sonrisa que pondrías en sus labios si le enviaras una postal sencilla, con un mensaje como “Estaba pensando en ti.  Espero que sigas bien.  Te aprecio mucho y siempre te recuerdo con cariño.

Nada más…

Lo mismo que repitas será lo que atraigas

Lo mismo que repitas será lo que atraigas

Y eso me trae a la “Ley de Atracción” y el concepto del “éxito”.  En su libro “The Attractor Factor” Joe Vitale nos dice que las personas tienden a manifestar en sus vidas las mismas cosas en las que piensan.

El secreto es bien sencillo: lo mismo que des será lo que recibirás.

El secreto es bien sencillo: lo mismo que des será lo que recibirás.

Y por cierto, ese mismo es el mensaje del famoso libro “El Secreto”, de Rhonda Byrne, que tanto revuelo causó hace un par de años.

¿Y por qué esto es importante?  Porque si seguimos repitiendo que Puerto Rico está “chavao” eso mismo es lo que vamos a manifestar en nuestras vidas… en nuestras comunidades… en la Isla entera.  En otras palabras, “al que no le gusta el caldo se le dan tres tazas”.

Alimenta bien a tu subconsciente porque el dirige tu vida.

Alimenta bien a tu subconsciente porque el dirige tu vida.

En su libro “The Power Of Your Subconcious Mind”, Joseph Murphey nos habla de la importancia de inundar nuestro subconsciente de las cosas que aspiramos lograr en nuestra vida.  No de pensamientos derrotistas, lamentos y carencias.

Y eso nos lleva finalmente al éxito. ¿Qué es el éxito?  ¿Tener dinero?  Ciertamente eso puede ser parte.  Pero, ¿qué tal tener salud, hijos que sean ciudadanos de bien, un matrimonio feliz, buenos amigos, una profesión que nos satisfaga, un pasatiempos que nos alimente el espíritu y más que todo: tiempo para disfrutarlo todo?

Ya terminando, quizás te preguntarás por qué he escrito esta entrada tan reflexiva en un foro en el que tradicionalmente me limito a temas concretos.  Y es que recientemente he estado evaluando las cosas que verdaderamente son importantes.

Por años he concentrado mis esfuerzos en tratar de ayudar a gente que en muchos casos no lo agradecen.  Pero la vida es demasiado corta.  Por eso en adelante me he propuesto dedicar el tiempo a cosas que me llenen el espíritu.

Y para llenar el espíritu lo mejor es ser agradecido.  No sólo de la gente, sino de la vida.  Hay que ver el vaso medio lleno… llenar nuestra mente de las cosas que podemos controlar… y apostar a lo que tenemos y no a lo que nos falta.

©2012, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

El autor es un afiliado de Amazon.com.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Es cierto. La mayoría de la gente siempre se queja de lo que no tiene, pero no agradece lo que tiene. Yo todos los días doy gracias por que mis hijos son buenos muchachos y están saludables. Porque mi salud, aunque no perfecta, no me ofrece limitaciones.

    El otro día le decía a mi mamá, que cuánta gente habrá postrada en una cama que quisiera levantarse de ella. Aunque fuera con dolor en el cuerpo, pero poder levantarse a su antojo.

    Así que gracias, por compartir sus pensamientos y sus conocimientos conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *