Ganó La Desconfianza

Share
Las encuestas pronosticaban una ventaja aplastante para el Sí. Ganó el No. ¿Qué significa esto para los políticos puertorriqueños tradicionales?

Las encuestas pronosticaban una ventaja aplastante para el Sí. Ganó el No. ¿Qué significa esto para los políticos puertorriqueños tradicionales?

Ayer sucedió un hecho insólito en la política puertorriqueña.  Las estadísticas fallaron.  Los pronósticos se fueron al suelo.  Venció la opción del NO.

Esta no es la primera vez que sucede.  Este fue el mismo pueblo que votó a favor de “Ninguna De Las Anteriores” en un plebiscito de estatus amañado hace unos años atrás.

¿Qué Pasó?

No voy a entrar en controversias políticas.  Tampoco voy a escribir una entrada larga.  De hecho, quizás esta sea la más corta que haya escrito.  En mi humilde opinión los resultados de ayer fueron una muestra de desconfianza y apatía.

Yo no sé si a ti te pasa lo mismo, pero yo no le creo ni el Ave María a los políticos.  A ninguno.  Desde que abren la boca se enciende una señal intermitente en mi mente que dice “mentira”, “mentira”, “mentira”…

Y eso, en mi humilde opinión, fue lo que pasó ayer.  El pueblo no le creyó a los propulsores del “Sí”.  De hecho, no estoy tan seguro de que le hayan creído a los proponentes del “NO” tampoco.  Pero, con votar que “No” se descarrilaba toda probabilidad de cambio; y con eso era suficiente.

El hilo conductor en todo este acontecimiento es la desconfianza que tiene el electorado en sus políticos.

El hilo conductor en todo este acontecimiento es la desconfianza que tiene el electorado en sus políticos.

Algo que me llamó mucho la atención en mi colegio electoral fue la falta de jóvenes.  Brillaban por su ausencia.  La media de edad rondaba los 50.  Y esto es algo que conozco de cerca porque tengo dos hijos que son adultos jóvenes.  A ellos sencillamente no les interesa el proceso político.  ¿Por qué?  Porque no le creen a ninguno.

La pela que cogieron Fortuño y García Padilla los debiera poner a reflexionar. El pueblo anda por un camino y ellos por otro.

Los próximos 78 días van a ser muy interesantes.  No faltarán las culpas.  De hecho, ya Edwin Mundo incluyó hasta a los narcotraficantes en el asunto.  Pero la verdad es que la historia está dejando a nuestra clase política a un lado.  Como se dice en el argot de la Internet están perdiendo “relevancia”.

Aquellos de ustedes que me conocen hace años saben que no creo demasiado en las redes sociales como estrategia comercial.  Pienso que su misma naturaleza “social” hace que sean un pésimo vehículo para el mercadeo.  Pero en este caso van a estar al mismo centro del asunto.

¿Por qué?  Porque para gran parte de nuestra juventud, y un grupo creciente de nuestra gente de edad media, las redes sociales son como una gran plaza donde todos convergen y hablan con libertad. El mismo anonimato de la Internet hace que no importe el estatus social, el color de la piel, la afiliación política, las creencias religiosas o la edad.  Si la idea es válida generalmente flota.  Si es bazofia se va al fondo.

Yo, personalmente, no soy demasiado fanático de Facebook.  Pero sí lo soy de LinkedIn.  Y hay que ver los temas que se exploran allí.  Uno esperaría que —siendo una red social de negocios— los temas giraran alrededor de mercadeo, finanzas o cualquier otro tema comercial.  Pero los grupos de Puerto Rico constantemente exploran maneras de mejorar el país.

Siempre hay aquellos que terminan hablando de la politiquería barata y tradicional.  Pero cuando eso sucede la discusión muere casi de inmediato.  La gente pierde el interés y deja de comentar.  Como decía mi padre: “para el buen entendedor pocas palabras bastan”.

Obviamente soy incapaz de pronosticar lo que va a pasar en los próximos 78 días.  Mi bolita de vidrio está un poco “nublada”. Pero una cosa es segura.  La administración del Partido Nuevo Progresista ha cultivado la desconfianza y la apatía entre el pueblo puertorriqueño.  Y el Partido Popular Democrático ha logrado muy poco rescatando a esa gente.

Ayer el pueblo gritó a toda voz “NO TE CREO”.  Ya veremos si alguien prestó atención.

©2012, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *