Los Negocios A La Velocidad De Un Clic

Share
Tus clientes llegan a ti con un clic y se van con otro. El tiempo que permanezcan en tu página va a depender de que tu contenido sea fresco, constante y relevante.

Tus clientes llegan a ti con un clic y se van con otro. El tiempo que permanezcan en tu página va a depender de que tu contenido sea fresco, constante y relevante.

¿Eres dueño o dueña de un negocio?  ¿Tienes una página de Internet?  ¿Te gustaría hacerle un solo cambio que mejore su efectividad dramáticamente?  Es sencillo…  No es fácil, pero es sencillo. Sólo tienes que contestar una pregunta: ¿cuál es el foco de atención de tu página?  Si la contestación es YO (claro, tratándose de ti) ahí está el problema.

Hoy en día la mayoría de las páginas de Internet parecen galletitas; cortadas todas por el mismo molde.  Tienen una página de inicio, varias sobre productos y servicios, quizás alguna de testimonios y la consabida página de contacto.  Todas hablan de lo grandiosa que es la empresa, utilizan palabras trilladas sacadas del más reciente “bestseller” de negocios y prometen soluciones “a la carta”.  ¿Y?

Por su parte el internauta se ha tornado cada vez más cínico.  Pasea de página en página sin creer casi nada de lo que lee.  Después de todo casi todas prometen básicamente lo mismo.

Los buscadores como Google, Bing y Yahoo conocen de este fenómeno.  Por eso le dan muy poca importancia a este tipo de página.  Hasta tienen un término para describir el fenómeno.  Le llaman relevancia.  Si tu página no habla más que de ti y de lo grandiosa que es tu compañía los buscadores la van a colocar bien rezagada en los SERPs (search engine result pages).

Entonces, ¿cuál es la solución?  ¿Cómo podemos colocar nuestra página entre las primeras de Google sin gastar una millonada en anuncios?  La pregunta se contesta con una sola palabra: contenido.

En el pasado ya he tocado este tema varias veces.  La más reciente fue en mi entrada del 14 de agosto del 2011 titulada: “Sintenido”.  Esta vez quiero darte un ejemplo de la vida real para que veas este principio en acción.

El pasado 16 de diciembre publiqué una entrada titulada “El Duende Boricua” en la que hablaba sobre un video publicado en YouTube en el que se parodia al empleado público puertorriqueño.

El video fue creado por otra persona y mi postura sobre el asunto realmente no viene al caso.  Lo que sí es relevante es que al momento de publicarse esta entrada mi colocación en Google era la número tres y el video original estaba en la número cinco.  Es decir que mi entrada se colocó más arriba en Google que el propio video que dio lugar a que la escribiera.  Ah, ¿y sabes qué?  Todo esto sucedió como en 15 minutos.

¿Cómo se logra eso?  Contenido.  La entrada en mi blog se colocó más arriba que el video original porque contiene el video original más texto escrito de una manera muy particular para que los robots de los buscadores lo recojan y le asignen una buena colocación.  ¡Dicho en el argot de la Internet está OPTIMIZADO!

Pero la cosa va un poco más allá que eso.  El artículo ocupa el tercer puesto cuando la persona escribe “el duende boricua” en el encasillado de búsqueda de Google.  ¿Por qué?  Porque #1 eso es lo que está buscando y #2 se trata de contenido “fresco”.  De aquí a un mes es posible que no suceda lo mismo.

Cuando nuestra página de Internet no es más que un “brochure” en el que hablamos incesantemente sobre nuestra empresa los robots de los buscadores le restan relevancia y la colocan más abajo en los resultados.  A veces “más abajo” significa 3 ó 4 páginas más atrás.  Y eso, y no aparecer, es básicamente lo mismo.

¿Por qué?  Porque el nivel de paciencia de los internautas cada vez es más limitado.  Las personas escriben un término de búsqueda y miran los resultados de la primera página; y quizás los de la segunda.  ¡Si tu página está luego de ahí NO EXISTE!

Ahora, ¿cuál es la clave para mantenernos arriba en los buscadores?  Contenido fresco, constante y relevante.

Supongamos que tu negocio es un salón de actividades.  ¿Realmente piensas que una página que cante loas a lo espectaculares que son tus facilidades te va a ayudar?  ¿Crees que a alguien le interesa que tu servicio sea el mejor del mundo o que tus precios sean los más baratos?  ¿Acaso no crees que eso mismo es lo que van a  decir tus competidores en sus respectivas páginas?

La clave hoy en día es mantenernos produciendo contenido fresco, constante y relevante para colocarnos lo más alto posible en los buscadores y que nuestros posibles clientes nos “descubran”.  No es lo mismo decirle a la gente lo grandiosos que somos que regalarle información valiosa y que sean ellos los que nos “descubran” a través de esa información.

Tomemos por ejemplo el salón de actividades que mencioné hace un par de párrafos atrás.  ¿Por qué no incluir una galería en su página con fotos de cada evento que se celebre allí?  Los jóvenes que se casan generalmente tienen un círculo de amigos que incluye a gente que está en la edad de casarse.  Lo mismo sucede con las quinceañeras. Viendo las fotos verán los salones, la decoración, el ambiente y las demás amenidades del evento.  Nadie le va a decir lo grandiosas que son.  Lo van a ver con sus propios ojos.  ¿Y qué crees que va a pasar?  Van a llamar a sus amigos (los que se casaron) y le van a preguntar.  Si las fotos son buenas le van a preguntar quién fue el fotógrafo.  Si la decoración es hermosa le van a preguntar quién fue el decorador.  Y si todo lo coordinaron en un solo lugar le van a preguntar también.

¿Cuál es la diferencia?  Ya no vas a ser tú hablando de ti.  Van a ser sus amigos.  ¿A quién crees que le van a creer más.

Ese es sólo un ejemplo.  Tomemos otros.  Imagina publicar un blog en el que toques todo tipo de temas sobre la celebración de eventos.  No vas a hablar de ti.  Vas a ofrecer verdadera información que sea útil para el cliente.  Por ejemplo:

  • Cómo escoger a un florista
  • Cómo escoger un fotógrafo
  • Cómo escoger un servicio de sonido
  • Cómo escoger un servicio de limosina
  • Cómo escoger un sastre
  • Cómo escoger una modista
  • Cómo escoger un servicio de “catering”
  • Medidas de seguridad en eventos especiales
  • Los distintos tipos de invitaciones que hay en el mercado
  • Cuáles son los mejores días para celebrar cada tipo de evento
  • Opciones para celebrar la luna de miel
  • Cómo mantener el control de gastos en un evento
  • Y miles de temas más.

Cada uno de estos temas tiene múltiples vertientes.  Podemos incluir fotos, videos, ilustraciones y hasta entrevistas con clientes satisfechos que cuenten sus experiencias.

¿Y qué crees que va a pasar?  Tu colocación en los buscadores va a subir como la espuma.  ¿Por qué?  Porque eso es lo que buscan las personas que van a celebrar eventos especiales.

Ellos no son expertos en estas cosas.  De hecho, probablemente es la primera vez que cumplen 15 años o que celebran su boda.  Por eso tienen todo tipo de dudas.  ¿Y dónde busca información la juventud de hoy?  En la Internet.  ¿Y cómo la buscan?  Escriben el término de búsqueda en Google.

Ellos no quieren que le hables de ti.  Ellos quieren saber cómo escoger un fotógrafo, un catering, un florista, un sastre, una modista o un servicio de limosinas.  Quieren información.  Y si cada vez que buscan información te encuentran a ti ¿a quién van a llamar cuando estén listos para comprar?

Quizás pensarás “pero yo no soy bueno escribiendo” o “no soy bueno en estas cosas de Internet”.  Entonces te recomiendo que leas mi entrada del 3 de junio de 2011 titulada “¿No Le Gusta Escribir?, Contrate Un Fantasma”.

Escribir es una destreza que cada vez escasea más en Puerto Rico.  ¿Por qué?  Porque el puertorriqueño no lee.  Y desafortunadamente la única manera de aprender a escribir es leyendo.  Y para complicar la cosa todavía más escribir para la red es muy distinto a escribir para el papel.  Por eso, si quieres que tu estrategia de medios “online” sea exitosa contrata a un redactor profesional.

Finalmente hay una realidad que está arropando la Internet.  El video hace la diferencia.  Todavía necesitamos texto para que los robots de los buscadores le den una buena colocación a nuestras entradas pero la gente espera video.  ¿Por qué?  Porque el video apela a muchísimos más sentidos que el texto.

Con el texto podemos decirle a alguien cómo hacer algo.  Con video se lo podemos mostrar.  Pero hay más.  También ve nuestras facilidades, la calidad de nuestros productos y hasta a clientes satisfechos utilizando nuestro producto o servicio.  En otras palabras nos da credibilidad.

Podría estar horas escribiendo sobre las distintas maneras de mantenernos al frente del cliente.  Pero una cosa es segura.  Ya no basta con tener una página de Internet.  Eso es como decir que tenemos una máquina de fax.

La clave en un mundo cada vez más competido es mantenernos presentes en todo momento en la mente del cliente.  Ese es un trabajo de tiempo completo.  Eso es lo que hacemos los comunicadores profesionales.

Recuerda, el cliente llega a tu página con un clic y con otro se va.  El tiempo que transcurra entre el primer clic y el último va a depender de que el contenido de tu página satisfaga sus intereses, no los tuyos.

©2011, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios