Un Reconocimiento Inesperado

Share
Nos sorprendió recibir la carta del señor Deep Nishar, Vicepresidente Senior de Productos de LinkedIn informándonos sobre el logro.

Nos sorprendió recibir la carta del señor Deep Nishar, Vicepresidente Senior de Productos de LinkedIn informándonos sobre el logro.

Hoy en día todos están en las redes sociales. Unos se pasan la vida en Facebook, otros en Twitter y otros viendo videos de YouTube. Yo tengo presencia en todas, pero mi preferida es LinkedIn.

LinkedIn me ofrece un foro para intercambiar ideas con mentes privilegiadas sobre temas de peso que afectan al país.  Y más importante aún, me economizo la constante “tiraera” política que tanto empaña la discusión en otras redes sociales.

Pero estar en LinkedIn no es meramente cuestión de estar. Hay que participar. Desde que me uní a LinkedIn entré a una serie de grupos —locales e internacionales— en los que se habla de temas afines con mi profesión e intereses particulares. También contesto preguntas frecuentemente a socios de todas partes del planeta sobre tecnología, comunicación, mercadeo online y otros temas.

Otro aspecto que mucha gente no entiende es el de las conexiones. Se asocian con cualquiera que se lo pida y le piden a cualquiera que se asocie con ellos. A eso yo le llamo “promiscuidad digital”.  Desde el comienzo procuré conectarme preferiblemente con gente que conociera.  Claro, 22 años trabajando con la industria y el comercio local me proporcionaron una lista para comenzar.

Luego comencé a hacerle acercamientos a profesionales que pudieran aportar a mi progreso o a cuyo progreso yo pudiera aportar.  Si te gustaría saber de dónde emana esta mentalidad puedes leer el libro “Horse Sense”, de Al Reese y Jack Trout.  Hoy por hoy mi lista de conexiones de LinkedIn lee como el “who’s who” del mundo profesional de Puerto Rico.

Ahora, un aspecto que muchas personas descuidan cuando se unen a LinkedIn es su perfil.  Este es como una versión “agrandada” de lo que sería nuestro resumé en la vida real.  ¿Y por qué “agrandada”?  Porque nos permite incluir recomendaciones de terceros, los adiestramientos que hemos tomado, las publicaciones que hemos realizado y los libros que hemos leído. También nos permite enlaces directos a nuestra página de Internet, nuestro blog, nuestro podcast y otras de nuestras propiedades en la Internet.

Es curioso cómo mucha gente no incluye ni siquiera una foto. Otras veces la incluyen, pero parece que se la hicieron de camino a la playa..  Señores, el perfil de LinkedIn es una oportunidad dorada de proyectarnos ante el mundo como profesionales probos merecedores de atención.  Y lo mejor de todo es que lo único que nos cuesta es un poco de atención.

5-por-ciento-en-linkedin-1-200

Dale clic a la imagen para verla grande.

Esta mañana recibí con sorpresa —y con beneplácito— un correo electrónico proveniente de la gerencia de LinkedIn en el que nos reconocen por estar entre el 5% de los perfiles más vistos de esa red social.  Estar entre el 5% de sobre 200 millones de miembros no es poca cosa.

Y curiosamente llega en un momento en que han comenzado a suceder otras cosas. Muchas veces nos unimos a estas redes y nos preguntamos para qué le ponemos tanto esfuerzo. Es como si estuviéramos hablando solos.

5-por-ciento-en-linkedin-2-200

Dale clic al correo para poder leerlo.

Pero hay gente observando.  Hay gente que lee calladamente lo que escribimos y se va formando una imagen en la mente sobre cómo pensamos, cuán educados somos y cuál es nuestro carácter.  Todo eso sin habernos tenido al frente jamás.

Al cabo del tiempo llega un correo electrónico… o suena el teléfono.  Y de pronto nos encontramos frente a frente con gente con la que llevamos años “conversando”.  Es como tener frente a nosotros a un viejo amigo… aunque nunca nos hemos visto las caras.

A mí ya me ha a sucedido eso. La relación virtual ha comenzando a convertirse en relaciones verdaderas.  Claro, como cualquier otro logro “de la noche a la mañana” ha tomado varios años de trabajo arduo, pero está sucediendo.

Para terminar, fíjate que cuando se habla de redes sociales en Puerto Rico raras veces se menciona a LinkedIn.  ¿Sabes por qué?  Primero, porque se utiliza mucho el inglés.  Y segundo, porque la discusión es de un nivel más elevado.  Siempre se cuela uno u otro que trae el tema de la política. Pero el mismo “organismo” se encarga de expulsarlos.

Si quieres comenzar a “sembrar” para tu futuro profesional, no lo hagas en Farmville. Hazlo en LinkedIn y cosecha resultados.

©2013, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *