Segmentación

Share
Nuestros esfuerzos de mercadeo tienen que ser enfocados con precisión para maximizar resultados.

Nuestros esfuerzos de mercadeo tienen que ser enfocados con precisión para maximizar resultados.

Ayer, como muchos domingos, salí con Zoraida a dar una vueltita por el Viejo San Juan.  De camino íbamos sosteniendo una conversación muy particular.  Íbamos hablando de segmentación de mercado.

Ahora que lo pienso, me da gracia porque el otro día entrevisté a Luis Álvarez, de Méndez y Compañía, y una de las cosas que me comentó fue que “en los negocios de familia se habla de negocios en la casa y se habla de cosas de familia en el negocio.  Bueno, pues eso íbamos haciendo Zoraida y yo.

Cuando llegamos al Viejo San Juan caminamos un rato por la ciudad hasta llegar a la Capilla del Cristo.  Hacía un calor pelú.  Decidimos regresarnos a la parte baja de la ciudad y llegamos hasta la Plaza Colón donde tengo un amigo artesano.

Cuando llegué me sucedió una de esas cosas que de primera intención tomamos a broma y luego se quedan dándonos vuelta en la mente.

Muchas veces Zoraida y yo nos reímos porque los taxistas de la vieja ciudad nos confunden con turistas y nos hablan en inglés.  Probablemente sean los pantalones cortos, el polo, el sombrero de paja, la piel clara, la cámara o todas las anteriores.  En ocasiones, por darle cuerda, hasta les contesto en perfecto inglés.

Pero ayer fui yo el sorprendido.  A los pocos minutos de llegar a la Plaza Colón se me acercó un mendigo y me pidió un dólar en perfecto inglés.  No una “pejeta”, “a dolar please”.  Huelga decir que le dije que no.  Pero lo gracioso sucedió después.  Comencé a hablar con mi amigo y escuché cuando le comentó a alguien más alante “yo le pido a los turistas porque ellos tienen chavos”.

Sin saberlo, este mendigo está segmentando su mercado.  Ha escogido un nicho de mercado y está enfocando sus esfuerzos como un rayo láser.

Este concepto no es nuevo.  De hecho, los precursores del mercadeo moderno hablaban de segmentación desde comienzos del siglo 20.  Sin embargo, hay que ver cómo “supuestos expertos” hacen campañas desenfocadas todos los días.

Segmentar nuestro mercado tiene varias ventajas:

  • Aumenta nuestra posibilidad de venta.  ¿Por qué?  Porque nos diferencia de nuestros competidores.
  • Resulta más económico.  ¿Por qué?  Porque no invertimos esfuerzo en llegar a mercados poco rentables.
  • Permite conocer mejor nuestro mercado, lo cual redunda en productos y servicios más acertados y clientes más satisfechos.
  • Ofrece una ventaja competitiva sobre aquellos competidores que no segmentan su mercado
  • Al reducir nuestros esfuerzos y nuestros gastos nos permite ofrecer mejores precios.

Obviamente, la cosa no es tan sencilla como para explicarla en un artículo breve como este.  Pero créeme, si un mendigo puede hacerlo tú también puedes.

A veces, la vida nos presenta los mejores ejemplos en los lugares más inesperados.

©2011, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios