15 Diferencias Entre La Radio Y El Podcasting

Share

Joven escuchando un ipodHay una revolución desatándose en el mundo de la programación hablada. Se llama “podcasting” y comenzó en el año 2004.

Según la enciclopedia online Wikipedia el “podcasting” consiste de la distribución episódica de archivos multimedios (normalmente audio o video, aunque puede incluir texto como subtítulos y notas) mediante un sistema de distribución (RSS) que permite suscribirse (de forma opcional) y usar un programa que se descarga para que el usuario lo escuche.

El “podcasting” tiene sus orígenes en el mundo de los “blogs” porque se vale de un alimentador RSS similar que permite que el usuario se suscriba. Sin embargo, a diferencia del “blog”, los “podcasts” no llevan la mayoría del tráfico a la página originaria del programa sino que dirigen ese tráfico hacia algún tipo de agregador. Por eso, los métodos comunes de medir el tráfico en una página de Internet son inefectivos para medir la audiencia de un “podcast”.

Un agregador —como dice su nombre— es un sitio en la Internet donde se agregan “podcasts” sobre todos los temas imaginables y se organizan de manera que sean más fáciles de encontrar por el oyente. Esto es posible gracias al alimentador RSS que provee cada “podcast”.

Puesto en palabras sencillas el alimentador RSS no es más que una lista glorificada, escrita en lenguaje XHTML, que incluye toda la información sobre cada episodio de un “podcast”, incluyendo la dirección de Internet donde residen el archivo de audio o video, el téxto y las ilustraciones. Los alimentadores RSS están organizados en orden cronológico invertido. Eso quiere decir que el capítulo más reciente va a aparecer al tope de la lista.

banner-crear-un-podcast

Así las cosas, los agregadores no guardan información sobre ninguno de los “podcasts”, ni archivos de audio o video, sino que exhiben la información provista por cada alimentador RSS.

Para mucha gente —sobre todo para aquellos que no conocen de estas cosas— los “podcasts” no son más que programas de radio difundidos a través de la Internet. Pero no hay nada más lejos de la verdad. Los “podcasts” exhiben una serie de diferencias significativas que los distinguen de la radio tradicional y en esta entrada me propongo discutir al menos 15 de ellas.

Escuchando por audífonos1. DIFUSIÓN vs DISTRIBUCIÓN — En inglés el término “radiodifusión” se define como “broadcasting”. En otras palabras, una emisora de radio emite una señal de radio a todo lo largo y todo lo ancho de un territorio designado y aquellas personas que decidan sintonizar su frecuencia escuchan la programación. Eso quiere decir que el hecho de que una emisora cubra un área geográfica en la que vivan dos millones de personas no quiere decir que dos millones de personas la escuchen. En un momento equis puede haber apenas un puñado de gente escuchando aunque la señal esté arropando un área inmensa.

Por su parte el “podcasting” se define como “narrowcasting”. El alimentador RSS hace que aparezca en un agregador y aquellas personas que se interesen por el tema en particular que toque dicho “podcast” lo van a escuchar. Esto es así particularmente por lo que se discute en el punto 2.

2. UNIFORMIDAD vs DIVERSIDAD — Los programas de radio tocan mensajes similares que apelan a las masas mientras los “podcasts” tocan temas particulares que apelan a nichos del mercado.

¿Qué quiere decir esto? Pues cojamos de ejemplo el mercado radial de Puerto Rico. En Puerto Rico a veces parece que todos los reporteros (o cargagrabadoras como le dice Luis Francisco Ojeda) se levantan en la mañana y se meten al Capitolio. Es como si el único tema de interés en la Isla fuera la política partidista. Como resultado de este comportamiento todos los programas hablan básicamente de lo mismo.

No importa la emisora que uno ponga en el horario de 6:00am a 9:00pm, de lunes a viernes, casi todas —con honrosas excepciones— hablan básicamente de lo mismo.

En los “podcasts” no sucede eso porque los “podcasts” se concentran en un “nicho”. Eso propicia el que hayan “podcasts” sobre todos los temas imaginables.

3. AUDIENCIA LOCAL vs AUDIENCIA MUNDIAL — Y esto nos trae a la audiencia. La audiencia de una emisora de radio se ve limitada por el alcance de su señal.

Claro, van a haber radiodifusores que van a argumentar que su señal se transmite a través de la Internet, y que —por ende— su alcance es mundial. Pero pensémoslo por un momento, ¿Cuánta gente se va a levantar en Australia a escuchar un programa a las 3 de la mañana que se transmita en Puerto Rico a las 3 de la tarde. Además, la temática misma de la emisora va a hacer que los temas sólo sean de interés en el área geográfica en que sean relevantes.

El caso del “podcast” es totalmente opuesto. Los “podcasts” se concentran en temas especializados —pero a la misma vez de interés universal— que hacen que su audiencia se distribuya por todo el planeta. Algunos ejemplos podrían ser los distintos tipos de cocina, los distintos tipos de literatura, las manualidades, el arte, el turismo, las distintas profesiones, los negocios y la tecnología.

hablando-de-tecnologia-720-150

Déjame darte un ejemplo. Yo produzco un “podcast” que se llama “Hablando De Tecnología” que acaba de cumplir su programa número 128. Usualmente dura entre 40 minutos y hora y media, y tocamos todo tipo de temas sobre tecnología así como sus aplicaciones prácticas.

Semanalmente recibo correos electrónicos de oyentes en toda la América Latina, los Estados Unidos, España y hasta de Israel. Cada uno de esos correos se discute en el programa (a menos que el oyente especifique que no quiere que se discuta) y contesto sus preguntas e inquietudes.

4. DURACIÓN FIJA vs DURACIÓN ELÁSTICA — Y eso me lleva a otra diferencia importantísima. Fíjate que dije que cada programa dura entre 40 minutos y hora y media. Los “podcasts” no tienen límite de duración. Cada programa dura lo que tenga que durar para cubrir el tema que estemos discutiendo de forma cabal.

Pero eso no quiere decir que le endilguemos una diatriba a la audiencia sin que medie la consideración. Periódicamente hacemos encuestas de opinión y le preguntamos a la audiencia lo que le gusta y lo que le disgusta del programa. Y si nos dicen que está demasiado largo lo acortamos.

5. UNO A MUCHOS vs UNO A UNO — El modelo de radiodifución que se ha ido pasando de generación en generación de comentaristas ha hecho que muchos de ellos se acostumbren a la idea de que le están hablando a una muchedumbre. Esto se hace evidente cuando los oímos referirse a su audiencia como “ustedes”.

El “podcasting” generalmente utiliza el modelo uno a uno o tú a tú. De hecho, sobre este tema siempre recuerdo mi tiempo con Jorge Seijo Figueroa en Radio Isla 1320, una emisora AM radicada en San Juan, Puerto Rico.

En una ocasión le pregunté a Jorge cómo él podía hablar incansablemente en una cabina cuando en realidad no tenía a nadie al frente. Para mí resultaba incomodísimo porque me sentía como si estuviera hablando solo.

Petra. Mi modelo de cartón piedra.

Petra. Mi modelo de cartón piedra.

Cuando comencé a producir “Hablando De Tecnología” me pasó algo similar. Entonces fue que desempolvé a “Petra”.

Petra es una cabeza “de cartón piedra” (como la que menciona Joan Manuel Serrat en su canción del mismo nombre) que vino como parte de un curso de fotografía profesional que tomé a distancia con el New York Institute of Photography. Petra era calva pero mi vecina Nilsa de la casa del frente me regaló una peluca para que la muñeca luciera mejor en los retratos. Luego de eso pasé largo tiempo practicando todo tipo de iluminación con Petra y ella nunca se quejó.

Bueno pues, Petra fue también mi primera oyente. Cuando comencé a producir Hablando De Tecnología la ponía frente a mí para sentir que le hablaba a alguien. Así me acostumbré a hablarle a una sola persona, no a una muchedumbre.

No importa que un “podcast” llegue a miles de personas alrededor del planeta (como llega Hablando De Tecnología) el mensaje siempre va a ir dirigido a una sola persona.

6. CENSURA vs LIBERTAD — La misma relación que tiene una emisora de radio con sus anunciantes hace que su contenido sea censurado. Basta con que un comentarista diga algo que vaya en contra de los intereses de alguno de los anunciantes y lo van a llamar a capítulo de inmediato. En algunos casos de manera fulminante.

El “podcaster” no tiene ese problema. Claro, estamos sujetos a las mismas leyes de difamación y libelo que cualquier otro medio pero no nos gobiernan los intereses comerciales de parte alguna.

Eso es especialmente importante en nuestra línea editorial. Por ejemplo, yo siempre me cuido de no decir cosas que a sabiendas sepa que son mentira. Además, ese no es mi estilo. Pero cuando alguna empresa hace algo que va en detrimento del publico lo denuncio vehementemente.

7. IMEDIATEZ vs LONGEVIDAD — Por su naturaleza misma el mensaje de una emisora de radio es efímero. ¿Por qué? Pues porque se dice en un momento y pasa a la historia.

El hecho de que los “podcasts” sean grabados hace que el contenido se acumule. Esto tiene grandes ventajas desde el punto de vista del SEO porque cada entrada actúa como un anzuelo que atrae gente, ahora y en el futuro, a la página. Es contenido que se acumula.

Claro, esto no sucede automáticamente. Hay que escribir buenas notas al programa para que se coloquen favorablemente en los motores de búsqueda. Pero si la persona a cargo de la publicación del programa sabe lo que está haciendo va a ser como un sifón que va a halar más y más gente con el pasar del tiempo.

diagramacion-kindle-600x133px

8. CONTENIDO INMEDIATO vs CONTENIDO PERMANENTE — Muchas emisoras de radio transmiten segmentos como el informe del tiempo, el estado del tránsito y las noticias del momento. Esa información, aunque importante en el momento, resulta irrelevante a las pocas horas de haberse reportado.

Los “podcasts” no incluyen ese tipo de información, y a primera vista parecería que están en desventaja frente a la radio en ese renglón. Pero es que eso no es lo que busca su audiencia. La audiencia de un “podcast” busca información de calidad sobre un tema específico. Lo demás huelga.

9. MUCHO INTERCAMBIO vs POCO INTERCAMBIO — Un área en la que definitivamente la radio lleva la ventaja es en el intercambio con el público. La mayoría de las emisoras de radio están equipadas para recibir llamadas telefónicas, pasarlas al aire y conversar directamente con el radioyente.

Los “podcasters” no tenemos esa ventaja. Nuestro intercambio con la audiencia consiste en contestar correos electrónicos, comentarios en la página o entrevistar personas a través de Skype.

10. PUBLICIDAD MEDIANTE INTERRUPCIÓN vs PUBLICIDAD INTEGRADA — Un área en la que la mayoría de las emisoras de radio están super rezagadas (sobre todo en Puerto Rico) es en la publicidad. La mayoría todavía utilizan los mismos métodos mediante interrupción que se usaban a comienzos del siglo 20.

El programa típico de radio tiene 42 minutos de contenido y 18 minutos de anuncios. En la mayoría de los casos eso representa 3 segmentos de 14 minutos y 3 pausas comerciales de 6 minutos. Si la emisora utiliza mayormente anuncios de 30 segundos eso equivale a 12 anuncios corridos en cada pausa comercial.

En una ocasión escuché a un comentarista radial decir que eso era suficiente para darse un “bañito”.

En los “podcastsˇ no hay anuncios. Por lo menos, no de la manera tradicional. En “Hablando De Tecnología” yo menciono productos y servicios míos y, alguna que otra vez, hago alusión a los enlaces de afiliado que hay en la página de Internet del programa. Pero en ningún caso le endilgo 6 minutos de pausa comercial a la audiencia.

11. SONIDO DEPENDE DE LA RECEPCIÓN vs SONIDO DE CALIDAD — Según lo establece la Comisión Federal De Comunicación la respuesta de frecuencia de una emisora de radio AM es de 40 a 5,000Hz. La de un “podcast” es de 20-20,000Hz. Puesto en palabras sencillas los “podcasts” se oyen mejor… mucho mejor.

Pero hay algo más. La recepción de una emisora de radio está sujeta a la calidad de la señal en el lugar en que pretendamos escucharla. Si estamos dentro de un edificio de hormigón, en un área remota, baja o sencillamente estamos lejos del transmisor la calidad del audio se va a deteriorar.

El “podcast” siempre se oye igual. Obviamente, si no tenemos Internet no vamos a poder escucharlo, pero basta con que tengamos uno o dos “megas” y lo vamos a poder disfrutar sin problemas.

Atención total del oyente12. AUDIO DE TRASFONDO vs ATENCIÓN TOTAL —En la mayoría de los casos la gente escucha la radio mientras hacen otra cosa. Unos la escuchan en el trabajo, otros en el auto y otros lo hacen en la casa. Lo mismo sucede con los “podcasts”.  Pero en el caso de la radio ésta tiene que competir con todo lo que la rodea.

En la oficina compite con lo que conversa la gente, con los teléfonos que suenan y con el trabajo que hacemos. En el auto compite con el ruido de la calle, con los miles de mensajes comerciales que hay a nuestro alrededor y con el hecho de que tenemos que prestarle atención a lo que vamos haciendo. Y en la casa compite con lo que conversan los demás, con las situaciones del hogar, con la televisión, con el teléfono y decenas de distracciones más.

Los “podcasts” se escuchan mayormente por audífonos. Y eso hace toda la diferencia del mundo. El “podcaster” tiene el privilegio de hablarle “en privado” a su audiencia por el tiempo que dure el programa. A menos, claro, que la persona deje de escuchar antes de que el “podcast” termine.

Pero hay más. Cuando vamos escuchando la radio en el carro, y nos bajamos del vehículo, se interrumpe lo que íbamos oyendo. Con el “podcast” no sucede eso. En el peor de los casos el oyente puede pausar el programa y continuar escuchándolo cuando regrese al carro.

13. CRECIMIENTO LENTO O INEXISTENTE vs CRECIMIENTO ACELERADO — La radio —como medio— ha venido experimentando un estancamiento por años. Y claro, no va a faltar un radiodifusor que diga “mi emisora creció este año”. Pero por cada emisora que crece va a haber una que se achica. Como dirían en “el difícil”: “across the board” el segmento de la radio no está creciendo.

En el caso del “podcasting” es lo contrario. Todos los medios estadounidenses reportaron este año acerca del auge extraordinario del “podcasting”. Claro, en Puerto Rico puede que no sea necesariamente el caso, porque la Isla tiene un rezago marcado en todo lo que sea Internet. Pero a nivel mundial vemos que los “podcasts” son el medio emergente.

desarolla-tu-plataforma-banner

14. MEDICIÓN ESTIMADA vs MEDICIÓN DIRECTA — La mayoría de las emisoras usan servicios como el de Arbitron (Nielsen) para estimar la cantidad de audiencia que tiene cada uno de sus programas. La palabra clave aquí es “estimar”.

En el “podcasting” no se estima nada. Cada vez que alguien escucha nuestro programa se registra la descarga en nuestro servidor. Y como casi la totalidad de nuestros oyentes escuchan el programa por audífonos se sobreentiende que lo escuchan.

Piénsalo. Para qué le conectarías los audífonos a tu dispositivo portátil, pondrías a tocar un “podcast” para luego no escucharlo? A menos que te guste verlo tocar sin que nadie lo escuche. No hace sentido, ¿verdad?

15. PENETRACIÓN ESTANCADA vs PENETRACIÓN CRECIENTE — La radio tradicional ha llegado a la gente de la misma forma durante casi 100 años. Y aunque existen otros métodos de alcanzar segmentos nuevos a la mayoría de los radiodifusores no parecen interesarle. Por lo menos, no en Puerto Rico.

penetracion-crecientePor su parte el “podcasting” sigue ganando terreno. Por ejemplo, el modelo original del “podcasting” consistía en descargar cada episodio a nuestro computador utilizando iTunes o algún otro agregador, sincronizar nuestro iPod con el computador para bajar el programa, y escuchar el programa en el iPod.

De hecho, el propio término ”podcasting” es una combinación de la palabra iPod y de la palabra “broadcasting”. Y curiosamente, con la penetración tan avasalladora que ha tenido el iPhone, no me sorprendería que a la larga Apple elimine el iPod por completo.

Hoy en día ya no hay que sincronizar nada. La nueva aplicación de “Podcasting”, que viene instalada en cada iPhone, nos permite comenzar a escuchar cada programa en lo que baja de la Internet. A ese proceso le llamamos “streaming”.

Pero hay más. Ya iTunes no es el único agregador tampoco. Ahora existen Stitcher, TuneIn, Miro, BlackBerry, Windows Phone y varios otros. Y todos funcionan de la misma manera que la aplicación de Apple. Comienzas a escuchar el programa y va bajando mientras lo escuchas.

Pero todavía hay más. A partir del 2015 casi todas las casas fabricantes de automóviles han anunciado que van a incluir una conexión a la Internet en los radios de sus vehículos. Y con ello van a llegar a tu panel de instrumentos marcas como Apple, Google, Stitcher y TuneIn. Es decir, que cada carro se va a convertir en una especie de nube de WiFi ambulante en la que la gente va a poder escuchar “podcasts” a su antojo.

Quiero que quede claro que yo en ningún momento estoy diciendo que la radio tradicional va a sucumbir ante el podcasting. De ninguna manera. Pero una cosa es segura: el medio que va creciendo es el “podcasting” y la radio está en una especie de estancamiento provocado, en gran medida, por la actitud reaccionaria de los radiodifusores.

En mi programa “Hablando De Tecnología” muchas veces los hermanos latinoamericanos se sorprenden de que sea tan crítico de lo que sucede —o no sucede— en Puerto Rico. Pero es que estos temas ni siquiera se tocan en la Isla.

banner-click-to-tweet-600x60

Para la mayoría de los puertorriqueños la Internet es como una especie de juguete que sólo le sirve para “bochinchar” en “fesibú y twitel”. Mientras tanto el mundo avanza y el rezago arropa a mi país.

Por eso critico… porque no veo movimiento asertivo… porque seguimos en la noria.

Pero ya basta. Déjame bajarme de la tribuna digital.

Espero que este artículo —que quedó larguito— sirva para aclararte las diferencias entre estos medios que, teniendo tanto en común, tienen tanto que los diferencia.

©2014, Orlando Mergal, MA
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications,
Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de
media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de
Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.
Inf. 787-750-0000 • 787-306-1590

logo-linkedIn

Divulgación de Relación Material: Algunos de los enlaces en esta entrada son “enlaces de afiliados”. Eso significa que si le das click al enlace y compras algo yo voy a recibir una comisión de afiliado. Irrespectivo de eso, yo sólo recomiendo productos o servicios que utilizo personalmente y que pienso que añadirán valor a mis lectores. Hago esta divulgación en cumplimiento con con el "16 CFR, Part 255" de la Comisión Federal De Comercio de los Estados Unidos "Guías Concernientes al uso de Endosos y Testimonios en la Publicidad".