Hasta Pa’ Coger Chino Hay Que Saber Inglés

Share
Símbolo chino para la palabra “conocimiento”

Símbolo chino para la palabra “conocimiento”

Ayer, como algunos domingos, fui hasta la panadería, compré una libra de pan, el periódico y me fui a casa a desayunar sin prisa. Generalmente, los domingos trato de “descarcharme” de la politiquería de la semana y prestarle más atención al “soft news” que publican los rotativos.  Obviamente, tratándose de que era domingo, la única opción era El Nuevo Día, ya que los demás no se publican ese día de la semana.

Me llamó especialmente la atención una noticia titulada “Estudiantes Conversan En Chino Mandarín” que estaba en la página 34, bajo la sección de “Actualidad”. En la misma, la reportera Yaritza Rivas nos narra sobre un grupo de estudiantes de San Lorenzo, procedente mayormente de las escuelas superiores de ese pueblo, que en lugar de jugar videojuegos o “ver una película” (que buena gente es Yaritza), se dieron a la tarea de estudiar Chino Mandarín, los viernes después de la escuela.

Durante diez semanas, terminando el viernes pasado, los estudiantes estudiaron con el profesor Qisheng Cheng, quien vive en la Isla desde el verano del 2005 procedente de la provincia de Liao-ning, al noreste de China.

La noticia narra en detalle las experiencias de los estudiantes y los objetivos del curso. Pero lo que me llamó la atención fue el hecho de que el profesor Cheng no habla español.  Por lo tanto, la lengua común entre los estudiantes y el profesor fue el inglés.

El pasado 21 de mayo publiqué una entrada titulada La Ignorancia No Puede Ser La Solución  en la que recalqué la importancia de que el puertorriqueño aprenda el inglés, y por qué la noticia de que el “biligüismo” en la Isla había sido un fracaso no podía ser motivo de orgullo.  De inmediato se lanzaron los fanáticos a matar al mensajero.  Y yo, en lugar de entrar en controversias, preferí dejarlos que se quedaran en su ignorancia.

Bueno, pues aquí tienen otro ejemplo: “hasta pa’ coger chino hay que saber inglés”. Ahora, la verdadera pregunta es: ¿por qué?

Aquellos de ustedes que piensen que yo me siento a escribir estas entradas y “disparo de la baqueta”, es bueno que sepan que no.  Yo siempre me documento antes de escribir.  Hay varias páginas en la Internet en las que se detallan los idiomas más hablados en el planeta.  A modo de ejemplo escogí la de “Nations Online”.

Obviamente los más hablados son las distintas variantes del chino y el indú.  ¿Por qué?  Sencillo, porque son las dos naciones más pobladas de la tierra.  Tercero está el inglés, con 508 millones y el español, con 417.  Pero la cosa no se queda ahí.  En términos de negocios el inglés es el idioma universal.

¿Qué quiere decir eso?  Quiere decir que cuando un ciudadano chino entra a la escuela los idiomas que va a aprender son primordialmente alguna variante del chino y el inglés.  ¿Por qué?  Porque lo va a necesitar para desenvolverse en la vida.

¿Pues saben qué?  Esa es la misma razón por la que lo tienen que aprender los puertorriqueños.  Y ese era el hilo conductor de mi entrada pasada.

Felicito a este grupo de estudiantes por tener la madurez de entender que la clave para su éxito futuro va a ser la capacidad que tengan de comunicarse con otros seres humanos.  Y dada la realidad económica de hoy en día, gran parte de esos seres humanos pudieran ser chinos.

También felicito al alcalde de San Lorenzo, Hon. Joe Román, por hacer buena su promesa de que una vez abriera la nueva biblioteca virtual de su pueblo ofrecería el curso de chino mandarín.

Y finalmente, felicito al profesor Qisheng Cheng por dedicar sus esfuerzos profesionales a fomentar el entendimiento entre los pueblos del mundo.  Este sí es un verdadero ejemplo de “ganar-ganar-ganar”.

©2013, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn