Fiestas De La Calle San Sebastián

Share
Carmen Yulín Cruz Soto, Alcaldesa de San Juan. Foto por Zoraida Molina

Carmen Yulín Cruz Soto, Alcaldesa de San Juan.
Foto por Zoraida Molina

Ayer, como todos los años, estuve en las Fiestas de la Calle San Sebastián, en el Viejo San Juan. También participé de la comparsa inaugural el pasado jueves 17, en la que un pueblo visiblemente emocionado cargó en brazos a su nueva alcaldesa Carmen Yulín Cruz Soto a lo largo casi toda la calle.

Carmen Yulín —como todos la llaman cariñosamente— tiene una magia especial. O cómo dirían en España “tiene ángel”.

Pero también tiene tremendo proyecto por delante. A San Juan —y a Puerto Rico entero— lo han vilipendiado hasta el cansancio. La gente está cansada, la gente está frustrada y la gente no le cree ni el Ave María a los políticos. ¿Y cómo lo manifiestan? Mediante la agresividad y la enajenación.

Una de las cosas que le comenté a mi esposa Zoraida fue la cantidad inusitada de gente que asistió a las Fiestas de la Calle San Sebastián este año. Había un espíritu en el aire de que había algo nuevo que celebrar. Claro que sí. Los sanjuaneros tienen una nueva alcaldesa que, a todas luces, viene a poner la casa en orden y a colocar a San Juan en el sitial que merece como la segunda capital más antigua del hemisferio.

Decir que los acontecimientos que sucedieron en las Fiestas de la Calle San Sebastián fueron culpa de Carmen Yulín Cruz Soto sería una injusticia. Pero lo que sí podemos decir es que el modelo de las Fiestas de la Calle San Sebastián hay que revisarlo con urgencia.

Las fiestas se han convertido en un ejercicio comercial que fomenta la “bebelata” desmesurada. Cualquier estudiante de psicología de primer año sabe que el alcohol hace que se desvanezcan las inhibiciones. Y con dicha desaparición afloran la frustración y la agresividad. Es como echarle gasolina a un fuego.


Mi esposa y yo llevamos más de 30 años asistiendo a las fiestas. Para mí el atractivo principal es la comparsa de los cabezudos y las artesanías. En cuanto al tumulto, ese no me atrae en nada. Y en cuanto al alcohol… bueno, digamos que ayer en todo el día me tomé una sola cerveza.

Durante esos años mi esposa y yo hemos sido testigos de la manera en que las Fiestas de la Calle San Sebastián han ido deteriorándose hasta convertirse en lo que son hoy: un ejercicio desenfrenado de mercadeo donde el único objetivo parece ser beber hasta caerse. Y a eso hay que ponerle freno.

Decir que las Fiestas de la Calle San Sebastián hay que descontinuarlas sería una barbaridad. El propósito que hay detrás de estas fiestas es uno noble que hay que mantener. Pero de que hay que poner controles, de eso no cabe duda.

Lo que sucedió anoche se lo anuncié yo a mi esposa cuando salimos de la ciudad. Esperamos más de dos horas para montarnos en una guagua. Cuando por fin nos montamos recuerdo que le comente: “si esto sigue así esta noche va a haber un motín aquí cuando baje toda esa manada de gente a la misma vez”.

En cualquier caso, estoy seguro de que la nueva administración de la ciudad está consciente de todo esto y va a tomar los pasos que hagan falta para asegurar un mayor control de la situación.

En lo que eso sucede disfruten de algunas de las fotos que tomé este año. Y si le gusta lo que ven, hay más en mi galería en la Internet: Puerto Rico Photography.

©2013, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Se acabaron las “Crismas”

Share
Todavía quedan dos días. Ven y disfruta de la Navidad al estilo “boricua”.

Todavía quedan dos días. Ven y disfruta de la Navidad al estilo “boricua”.

Puerto Rico es un sitio como ninguno.  Tenemos todo tipo de problemas.  La economía está en el piso, la deuda pública está en el cielo, la corrupción nos ahoga y el crimen nos arropa.  Aún así el boricua encuentra cómo celebrar en medio de la adversidad y el caos.

¡Celebramos en grande!  ¡Todo el año!  No nos perdemos ni un baile de muñecas.  Y cuando llega la Navidad… ¡mi madre, nos cogemos seis semanas para sacar las puertas por la ventanas!  Comenzamos con “el pavo” y terminamos en las Fiestas de la Calle San Sebastián.

Esta semana celebramos esas tradicionales fiestas.  ¡De hecho, al momento de publicar esta entrada todavía el “pari” sigue!

El pasado jueves 12 de enero —como todos los años— me di una vueltecita por “la SanSe” —como le dice ahora la juventud— para ejercitar el obturador.  Todavía estoy procesando lo que tiré y mañana pienso regresar a cubrir nuevamente la “comparsa”.

Sin embargo —a modo de regalo de Navidad— pensé que le daría una primicia de mis fotos de este año a los lectores leales de Picadillo, antes de que pasen a integrar mi colección permanente en Puerto Rico Photography.

Espero que le gusten.


©2011, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn