Triunfa “Hablando De Tecnología”

Share
En el formato de podcast el mensaje va directo al oído de cada persona.

En el formato de podcast el mensaje va directo al oído de cada persona.

El pasado 1 de diciembre de 2012 comencé a difundir nuevamente mi programa “Hablando de Tecnología”. Y los resultados hablan por sí mismos (ver gráfica). Desde entonces ha tenido un total de 9,359 descargas.

De primera intención es número puede parecer pequeño. Pero hay que entender una serie de cosas antes de pasar juicio.

Primero, “Hablando De Tecnología” se difunde en formato de “podcast”. Los “podcasts” son programas en formato de audio o video —similares a lo que podría ser un programa de radio o televisión— que se transmiten únicamente a través de la Internet. Por lo tanto, una audiencia —aunque sea de mil— puede ser motivo de júbilo después que sea la audiencia “correcta”.

El anfitrión de un “podcast” no compite con otras distracciones cuando le habla a su audiencia. Generalmente le habla directo al oído. ¿Por qué? Porque los “podcasts” generalmente se consumen a través de dispositivos portátiles como el iPod, el iPhone, el iPad, los teléfonos Android, Blackberry, Windows y otros equipos capaces de reproducir archivos MP3. Por lo tanto, la gente que escucha “podcasts” lo hace deliberadamente, porque prefiere la calidad del contenido, y le prestan toda su atención.

El formato de “podcast” no es nuevo. De hecho, el primer “podcast” se transmitió en los Estado Unidos en el 2004. En Puerto Rico yo estuve entre los primeros en transmitir en formato de “podcast” cuando difundí ambos programas de televisión de Jorge E. Seijo en ese formato a partir del 2006. Para esa época casi nadie conocía de esa tecnología, pero para ser justos, ya Ángel Collado Schwarz difundía su programa de radio “La Voz Del Centro” en formato de “podcast”.

Hablando De Tecnología” ha estado en la Internet desde el 27 de agosto del 2010. Sin embargo, cogí un pequeño descanso de 616 días durante el que no difundí el programa. Esto tuvo un efecto nefasto sobre el tamaño de mi audiencia. Pero el 1 de diciembre de 2012 volví a la carga y desde entonces el programa ha ido en ascenso.

Hablemos brevemente de por qué debes escuchar “podcasts”. Más aún, hablemos un poco de por qué debes escuchar a “Hablando De Tecnología”.

Los “podcasts” son programas sobre temas específicos que no se tocan regularmente en la radio comercial. ¿Y por qué no se tocan? Pues porque no tendrían la audiencia suficiente para hacerlos viables.

Eso no quiere decir que la calidad sea mala. Lo que quiere decir es que en un país como Puerto Rico —de 3+ millones de habitantes— no van a haber suficientes personas interesadas digamos en “huertos hidropónicos” como para sostener un programa semanal de media hora; y mucho menos de una hora sobre ese tema.

Pero en la Internet sí las hay. ¿Por qué? Porque en la Internet la audiencia total es de más de dos billones de personas. Por lo tanto, ahí reside una de las diferencias primordiales entre los programas tradicionales de radio y TV y los “podcasts”: la audiencia tiene un interés particular por el tema.

Dale “click” a la imagen para verla grande

Dale “click” a la imagen para verla grande

Pero la cosa no se queda ahí. El anfitrión de un “podcast” requiere de un nivel mayor de compromiso de parte de sus oyentes para que el programa sea viable. ¿Por qué? Porque la persona que escucha un “podcast” generalmente se “suscribe”.

Suscribirse a un “podcast” requiere que el oyente vaya a un lugar en la Internet (por ejemplo a iTunes), busque nuestro podcast y haga ”clic” en el botón de “subscribe”. No cuesta nada, pero requiere una serie de pasos específicos.

Los oyentes de podcasts generalmente son personas jóvenes, más educadas, bilingües, de mayores ingresos y que se sienten cómodas con el mundo de la tecnología. O como digo en la promoción de “Hablando De Tecnología”: “una vez por semana, programación inteligente”.

Por último, la audiencia de un “podcast” generalmente está diseminada por todo el planeta. En el caso de “Hablando de Tecnología” mi audiencia principal está en Colombia, Estados Unidos, México, España y Puesto Rico; aunque tengo oyentes en más de 25 países. Por lo tanto, si en un futuro tuviera la intención de monetizar este esfuerzo tendría que idear productos o servicios que pudiera ofrecerle a esa audiencia a través de la Internet.

Por el momento “Hablando De Tecnología” tiene únicamente un objetivo informativo y promocional. ¿Por qué? Porque semanalmente le informo a todos mis clientes cuando publico el programa. Y eso tiene el efecto, no sólo de mantenerlos en contacto conmigo y que me tengan siempre presente, sino de que vean toda la gama de áreas que dominamos, y en las cuáles le podemos asistir.

Por ejemplo. Los “podcasts” no tienen que ser públicos. Una compañía puede publicar un “podcast” para sus empleados. Y nosotros le podemos asistir en el diseño y la creación. También son excelentes para asociaciones, para políticos, para iglesias… en fin, para cualquier grupo con intereses particulares, que quiera producir un contenido que su audiencia pueda consumir en el lugar que sea, a la hora que sea y de la manera que deseen.

Las personas escuchan “podcasts” mientras se ejercitan, mientas conducen, mientras trabajan, mientras hacen las tareas del hogar y en miles de situaciones más. Y lo mejor de todo es que los “podcasts” se pueden detener. Supón que vas en tu automóvil escuchando un programa de radio. ¿Qué sucede cuando llegas a tu destino? Probablemente te pierdas el resto. Si se trata de un “podcast” sencillamente lo detienes y vuelves a escucharlo cuando regreses al automóvil. O mejor aún, te pones los audífonos y sigues escuchándolo fuera del automóvil.

Y con los avances más recientes en la tecnología ahora puedes escuchar tus “podcasts” favoritos, en formato de “streaming”, a través de servicios como “Stitcher”. “Miro” y “TuneIn”; que en muchos casos vienen integrados de fábrica en los radio de los modelos más recientes de BMW, Mini, Mercedes, Ford y General Motors.

Así que te invito a que explores el formato de “podcast” y —en particular— a que escuches a “Hablando de Tecnología”. Y para suscribirte, la mejor manera es darle clic al botón que está al extremo superior derecho de la página http://www.hablandodetecnologia.com.  Éste te va a llevar directamente a la página de iTunes.

Que disfrutes del programa, Te esperamos…

©2013, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

La noticia del momento

Share
Noticia hoy, olvidado mañana

Noticia hoy, olvidado mañana

Una de las características de la carrera continua en la que vive nuestra sociedad es que las personas viven únicamente en el momento.  No me malentiendas, sé muy bien que no podemos vivir en el pasado, pero la rapidez con la que se despliega la vida ante nuestros ojos muchas veces hace que perdamos de vista la concatenación de eventos que explican nuestra existencia misma.

La noticia de hoy opaca la de ayer y la de ayer la del día anterior.  El problema es que vivir de esa forma hace que respondamos instintivamente a cada estímulo sin darle demasiado pensamiento a nuestras acciones.  Esto nos torna vulnerables, impide que planifiquemos y fomenta el que cometamos errores.

Pero dejemos a un lado la filosofía y veamos cómo esta mentalidad afecta nuestra vida en el plano concreto.  ¿Recuerdas lo que pasó el pasado 10 de marzo?  Si no lo recuerdas no te sientas mal, la mayoría de la gente ya pasó la página.  Más aún, ya han pasado múltiples páginas.

Por si no lo recuerdas, el pasado 10 de marzo fue el terremoto del Japón.  Claro, cada cual tiene sus problemas.  Por lo tanto, la pregunta obligada es: ¿por qué esto continúa siendo importante?

Déjame darte algunos ejemplos.  El otro día visité la tienda Costco de Carolina.  Como la mayoría de los hombres me pasé el tiempo en la sección de equipos electrónicos mientras Zoraida hizo la compra.  Como el resto de los puertorriqueños iba pensando en mis propios asuntos; sosteniendo aquella “conversación mental” que discutimos en el artículo anterior sobre los anuncios “online”.

Hacía como dos semanas que no visitaba la tienda y me llamó la atención la manera en la que los precios de los equipos electrónicos se han disparado.  Noté que lo mismo ha sucedido con las cámaras, las computadoras y hasta los discos compactos.  En unos casos no es tan obvio, pero en otros el mensaje es evidente.  Los efectos del terremoto del Japón ya se están empezando a sentir en el mercado.

Muchos de nosotros pensamos que China ha reemplazado al Japón como la gran factoría del mundo. Nada más lejos de la verdad.  La China se ha convertido en la gran factoría de los Estados Unidos.  El Japón no ha exhibido el mismo comportamiento.

Cojamos por ejemplo las computadoras.  Mira en la caja de cualquier equipo Apple y vas a ver una frase que lee:  “Designed in California and assembled in China”.  Lo que no dice esa etiqueta es que los componentes utilizados para ensamblar ese equipo se fabrican mayormente en el Japón.

Sí, piezas como la memoria Flash, los microprocesadores, los paneles LCD y los “chips” de RAM se diseñan y manufacturan en el Japón.  Al igual que los Estados Unidos, Japón ha exportado parte de la manufactura a la China, pero a diferencia de los Estados Unidos, el Japón sólo ha exportado la manufactura de bajo nivel.  La investigación y desarrollo, y la manufactura de alto nivel han permanecido en suelo japonés.

Por eso hemos comenzado a ver un alza en los precios de productos como cámaras digitales, cámaras de video, televisores LCD, computadoras, sistemas de música, equipos electrodomésticos, discos compactos, memorias flash y la memoria RAM.  Esta tendencia va a continuar.

Para que tengas una idea, las siguientes compañías tienen gran parte de sus operaciones principales en Japón:  SONY, Matsushita (Panasonic), Hitachi, Sharp, Intel, Nikon, Canon, Olympus, TAMRON, Sigma, Pentax, Lexar y Sandisk.  Si pensaste en Samsung te equivocaste.  Samsung tiene su sede principal en Korea del Sur.  No obstante, utilizan semiconductores japoneses.

Los precios de los carros japoneses también se van a afectar por el terremoto del Japón; pero por razones distintas.  La compañías japonesas diseñan su vehículos en el Japón pero los manufacturan en el lugar más próximo al punto de venta.  No obstante, muchas de las piezas se fabrican en el Japón.

Así las cosas una escasez en piezas puede afectar los precios a pesar de que la Pathfinder que estés comprando haya sido manufacturada en Ohio.

Y quizás te preguntes ¿por qué los vehículos los fabrican en los Estados Unidos y los demás productos no?  La razón es sencilla.  Uno de los costos más altos asociados con la manufactura de automóviles es la transportación.

A pesar de los miles de avances tecnológicos que la humanidad ha alcanzado en los pasados 50 años, la distancia entre el Japón y los Estados Unidos continúa siendo la misma.  Por otro lado, la velocidad de navegación de los barcos no ha aumentado gran cosa y los costos asociados al petróleo se han disparado.  Es decir que la distancia sigue siendo la misma, el tiempo que toma sigue siendo similar y los costos de combustible se han elevado exponencialmente.  ¿La solución?  Manufacturar los vehículos lo más cerca posible del lugar donde los vayamos a vender.

Como ves, Gordon Childe tenía razón cuando decía que “los eventos históricos no se dan aislados en el tiempo”.  Son un proceso concatenado.  Con un poco de observación podemos identificar esa cadena.  Y una vez logremos eso, predecir el futuro será meramente un paso adicional.

©2011, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn