El Destino Inevitable

Share

Cualquiera que haya estado prestando alguna atención a la prensa norteamericana e internacional ha escuchado de la gran cantidad de periódicos que han cerrado sus puertas permanentemente o se han acogido a la protección de alguna de las provisiones de la Ley de Quiebras.

Un artículo reciente de la revista TIME, fechado el 9 de marzo, identificó 10 periódicos principales de los Estados Unidos que se acogerán a la Ley de Quiebras u optarán por publicar únicamente una versión digital. La fatídica lista incluyó a: The Philadelphia Daily News, The Minneapolis Star Tribune, The Miami Herald, The Detroit News, The Boston Globe, The San Francisco Chronicle, The Chicago Sun-Times, The New York Daily News, The Fort Worth Star-Telegram y The Cleveland Plain Dealer.

Algunos de estos periódicos han estado en circulación por más de un siglo.

En Puerto Rico también hemos visto como se ha encogido la prensa local. Primero cerró el San Juan Star. Luego hemos escuchado que otros rotativos como El Vocero y El Nuevo Día están teniendo sus propios problemas.

¿A qué se debe esta debacle que está arropando a la prensa a nivel mundial?

Se trata de un efecto de “sandwich” sin precedentes en esta industria.

Y sí, dije industria. No porque me refiera a la industria de las comunicaciones -que sin duda tiene sus propios retos- sino, por que los periódicos tienen un gran componente industrial.

La producción de un periódico es un ejercicio sumamente complicado que va más allá del objetivo de este artículo. Algunas de sus actividades más importantes incluyen recopilar y redactar noticias, redactar artículos de fondo, venta de anuncios, diagramación, impresión, distribución, circulación, ventas, etc., etc., etc.

Por un lado, recopilar y redactar noticias gira mayormente alrededor de las ciencias de la informática. Prácticamente todo el periódico se redacta y diseña a base de computadoras. Imprimirlo y distribuirlo… eso ya es otra cosa. Se trata de una operación industrial que ha variado muy poco desde que Gutemberg inventó la prensa de tipo movible en el 1439.

Claro, los equipos de hoy en día no se parecen en nada a la rústica prensa del famoso inventor alemán, pero el proceso es básicamente el mismo. Y lo peor de todo es que los costos de personal, equipo, transportación, tinta y materiales continúan subiendo aceleradamente.

La otra tapa de sandwich ha sido la disminución marcada en la venta de anuncios. En los Estados Unidos la venta de clasificados de los rotativos tradicionales se ha reducido a niveles alarmantes, gracias -en gran medida- a un sitio de Internet conocido como Craig’s List. El sitio ofrece clasificados gratis para la venta de autos, casas, apartamentos, puestos de trabajo y artículos misceláneos. Cualquier parecido con Clasificados Online en Puerto Rico es pura casualidad.

A la misma vez, la crisis económica de los últimos dos años ha hecho que muchos anunciantes reduzcan sus presupuestos de publicidad. Esto se ha reflejado directamente en la venta de anuncios.

Basta con observar cualquiera de nuestros rotativos para notar lo raquíticos que lucen, aún en su edición dominical. La sección de clasificados da ganas de llorar.

Sumémosle a esto el hecho de que cada día, más y más personas se están moviendo a la Internet para buscar información de todo tipo -incluyendo noticias- y comprenderemos por qué los periódicos tradicionales están frente a una gran encrucijada.

Un dato que pocas personas conocen es que en el planeta tierra hay más o menos 6 billones de personas. También hay aproximadamente 4.5 billones de teléfonos celulares.

En los pasados dos años -los mismos en los que hemos visto suscitarse la crisis económica más severa de nuestros tiempos y la caída de infinidad de periódicos- hemos visto un crecimiento sin precedentes en la venta de teléfonos inteligentes. Esto ha sido así desde la entrada al mercado del iPhone de Apple Computer, hace apenas dos años atrás.

Estos dispositivos son mucho más que teléfonos. En realidad son computadoras portátiles conectadas constantemente a la Internet que -por casualidad- hacen llamadas telefónicas.

A la misma vez que estos teléfonos inteligentes están tomando por asalto el mercado mundial de celulares, existen dos dispositivos adicionales que van a dictar el futuro de la distribución de información. El primero de ellos es el Kindle de Amazon. El segundo es el MyFi, distribuido actualmente por Verizon en los Estados. Este último todavía no ha llegado a Puerto Rico.

El Kindle es un reproductor de libros electrónicos distribuido por Amazon.com que ha estado en el mercado durante los últimos dos años. Según Jeff Bezos, presidente de la mencionada empresa, éste se propone convertir todos los libros que se han escrito en la historia de la humanidad a formato electrónico para Kindle. Curiosamente, en días recientes la empresa lanzó el Kindle DX, una versión más grande que es “ideal” para leer periódicos.

Las personas que compren el Kindle reciben sus libros y publicaciones instantáneamente a través de la red celular de Sprint sin ningún cargo adicional.

El MyFi de Verizon es un hub WiFi del tamaño de un iPod Touch que funciona conjuntamente con la red celular. Es decir que recibe la señal de Internet como cualquier otro dispositivo EVDO o 3G y la transmite como un hub de DSL. Básicamente, los usuarios del MyFi tienen la Internet en un bolsillo y una “nube” de WiFi a su alrededor.

El futuro de la prensa mundial está en desarrollar aplicaciones que permitan a los usuarios de este tipo de tecnologías acceder la información directamente. Si yo fuera parte de la gerencia de un periódico -el que fuera- estaría enfocado en desarrollar aplicaciones para el iPhone, el Blackberry, el Palm Pre, el Google G1 y el Kindle.

Con un nuevo medio de distribución tiene que venir un nuevo método de obtener ganancias. Los anuncios tradicionales no van a funcionar en este nuevo medio y tratar de cobrar por la información sólo resultará en un fuga masiva de lectores.

Los próximos cinco años van a ser especialmente interesantes para los estudiosos de los procesos sociales y los medios de comunicación. Como en todas las eras veremos grandes colosos que desaparecerán y nuevas empresas que tomarán su lugar. Agárrense bien, que el tren de la historia está acelerando cada vez más.

©2009, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *