Una Tableta Que Curará Muchos Males

Share
El nuevo iPad de Apple

El nuevo iPad de Apple

El pasado 27 de enero de 2008 Apple, Inc. anunció su nuevo computador de mano iPad, una tableta con pantalla LED de 9.7 pulgadas diagonales que promete revolucionar el mercado de computadores.

Entrar en las especificaciones del producto sería redundante ya que eso es lo que han hecho la mayoría de los cronistas de radio y televisión.  Mi interés más bien consiste en explorar el posible impacto que tendrá este producto sobre sectores tan diversos como la prensa, la medicina, los seguros, el mercadeo, la radio, la televisión por cable y la educación.

Cualquiera que haya estado con el oído en tierra durante los últimos cinco años  sabe que la lista de rotativos que han anunciado su cierre ha ido en crecimiento acelerado.  La razón es sencilla, aunque no necesariamente obvia.

El periódico tradicional es una operación híbrida que combina un lado altamente tecnológico con uno de corte industrial que data del siglo 18.  Por un lado tenemos a los periodistas, ilustradores y editores que se encargan de recopilar y transmitir información.  Por otro tenemos a los impresores, distribuidores y repartidores que se encargan de llevar el periódico a los hogares y puntos de venta.  La primera es altamente tecnológica.  La segunda parece moderna a primera vista pero en realidad es un concepto viejísimo.

Con la llegada de la Internet la mayoría de los periódicos han sufrido un efecto de sándwich.  Por un lado han visto una merma en sus ingresos gracias a las páginas gratuitas de anuncios clasificados, los anuncios en Google y Facebook y la retracción causada por la recesión económica.  Por el otro han visto un aumento en los gastos dados los aumentos constantes en la energía eléctrica y el petróleo.   El resultado ha sido diarios flacos y languidecientes a precios más elevados.   Esto ha hecho que más y más lectores se muden a la Internet.

El nuevo iPad de Apple

El nuevo iPad de Apple

No es casualidad que la mayoría de las fotos que hemos visto del nuevo iPad de Apple lo muestran con el New York Times en la pantalla.  Este rotativo, que otrora fue el faro de Alejandría del periodismo mundial, hoy vive alquilado en su antiguo edificio, al borde de la desaparición.

Las emisoras de radio y televisión van por el mismo camino.  A pesar de ser criaturas del siglo 20, la mayoría han insistido en seguir un formato que choca con los intereses de las audiencias modernas.

Primeramente, insisten en la publicidad mediante interrupción; un formato que surgió a comienzos del siglo pasado.  ¿Que es eso?  Se trata de interrumpir la programación para pasar comerciales al aire.  Algunas emisoras de radio nos castigan con periodos de 10, 15 y hasta 20 minutos.  El resultado, el radioyente cambia de emisora.  Y cuando cambia de emisora generalmente se queda por allá.  La situación en la tele no es muy distinta.

En segundo lugar han optado por la uniformidad; una sola programación para múltiples mercados.  El problema es que las generaciones modernas quieren lo contrario; una programación diversa con opciones para todos los gustos e intereses.

Muchas de estas emisoras han puesto su programación en la Internet como si con eso remediaran todos los males estructurales de los que adolecen.  Pero el problema no está en la manera de escuchar la programación.  Si ese fuera el caso para qué íbamos a gastar cientos de dólares en un computador para escuchar lo mismo que podemos escuchar en un radio de $10.

La clave está en que las generaciones modernas quieren escuchar lo que quieren escuchar, como lo quieren escuchar y a la hora que lo quieren escuchar.  Quizás por eso, cuando hablé del “podcasting” en el programa de Jorge Seijo,  hace casi cuatro años, le pareció chino a la mayoría de los puertorriqueños.   Hoy en día, es cosa natural en el resto del mundo.  En Puerto Rico sigue siendo chino.

Cuando se trata de Internet, las compañías de seguros se merecen el premio “cromañón”.  Hace poco más de un año tuve que hacer una reclamación en una de las “mejorcitas” de Puerto Rico y me eché más de un mes en recopilar todos los documentos.  Para mis sorpresa, en pleno siglo 21 la Policía de Puerto Rico todavía procesa las querellas a mano y mediante mensajería.

Otro mercado igualmente neandertal es el de la venta de libros de texto; tanto aquí como en los Estados Unidos.  Asumamos por un momento que de verdad la información varía tan rápidamente que haga falta cambiar los libros todos los años.  ¿No te parece que destruir miles de árboles al año para alimentar las “ansias de conocimiento” es descabellado?

Todos estos sectores de la economía tienen algo en común.  Por años han fungido como porteros de la información.  Es decir, han tenido el control de la información que le llega al pueblo y -por ende- han podido manipularnos y facturarnos a su antojo.

El verdadero efecto de la Internet ha sido democratizar la información y ponerla al alcance de todos. Si no me crees, mira a ver cuál es el eje de la controversia entre Google y China.

El iPad de Apple va a tener un efecto dramático sobre todos estos sectores -no sólo como vehículo de difusión- sino como agente catalítico de una evolución que debió haberse dado hace mucho tiempo.

Con la llegada del iPad las emisoras de radio y televisión tendrán un nuevo vehículo de difusión “a la carte” para programación especializada mediante suscripción.  Ya se escuchan los comentarios en la Internet de acuerdos entre Apple y los principales “Networks” para vender los capítulos de sus series.  El precio sugerido: $1 por capítulo.  Cuando esto suceda -que será pronto- comenzaremos a escuchar los lamentos de la industria de cable y televisión por satélite.

Así también hemos comenzado a escuchar a las emisoras latinas de los Estados Unidos pidiéndole un “bailout” al Presidente Barak Obama.  En lugar de meterle más dinero a un modelo desgastado, estás difusoras tienen que echarse una mirada crítica y ajustarse a los tiempos.  Menos comerciales, más “product placements” y menciones sería un buen lugar para comenzar.

Las compañías de seguros comenzarán a mercadear sus productos mediante aplicaciones especializadas para el iPad, el iPhone y el iPod Touch.  Pero no me creas a mí.  Geico lleva más de un año haciéndolo en los Estados Unidos.  Esto también va a revolucionar el área de reclamaciones.  Después de todo ¿por qué tienen que ser el cliente el que se pase un mes recopilando documentos para someter una reclamación.  Si la humanidad es capaz de poner un carrito en Marte y controlarlo desde acá, nuestra compañías de seguros deberían ser capaces de procesar una reclamación 100% a través de la Internet.  ¡¡¡Hello!!! ¡Llegó el siglo 21!

Ah, y los periódicos… los pobres periódicos que tan bien nos sirven… los que coartan nuestra información y nos bombardean de propaganda.  Si yo fuera editor de alguno de nuestros pobres rotativos estaría pensando en dos cosas.  Primero, cómo desarrollar una aplicación para el iPad y monetizarla, y segundo, cómo aumentar el valor añadido de mi publicación.

Monetizar es un término de moda que quiere decir hacer dinero; algo que ni siquiera Rupert Murduch ha logrado descifrar.  Esto necesariamente iría de la mano con el valor añadido.  Después de todo, ¿si la publicación no añade ningún valor por qué vamos a pagar por ella?

El mercado de libros también va a evolucionar significativamente con la llegada del iPad.  Hasta ahora la única alternativa que tenían los lectores era el reproductor Kindle de Amazon.  Si bien es cierto que este dispositivo es excelente para leer novelas y periódicos en blanco y negro, no es menos cierto que deja mucho que desear cuando se trata de libro de texto en color o periódicos con contenido multimedios en color.

Con la llegada del iPad se espera que las grande casas editoras comiencen a ofrecer los libros de texto en formato electrónico.  De hecho, durante el programa de Jorge Seijo del 28 de enero comenté que no me sorprendería ver un modelo de suscripción en el que los estudiantes “alquilaran” una versión electrónica del libro por la duración del curso.  Este pasado martes 2 de febrero Yahoo anunció que uno de sus principales ejecutivos renunció para fundar una compañía que se dedicará precisamente a ese tipo de mercado.

Finalmente, nos restan las áreas de medicina y mercadeo.  De primera instancia nos parecen disciplinas muy distantes.  Pero ambas tienen algo en común:  se pueden beneficiar de las virtudes audiovisuales del iPad.

Imagínate por un momento un médico realizando un procedimiento novel y consultando con un colega al otro lado del globo.  ¿Qué eso se hace ya?  Claro que sí.  Pero requiere de una gran infraestructura y -por ende- sólo está disponible en unos pocos hospitales.  Con el iPad todo lo que hace falta es una buena conexión de Internet.  Así que no te sorprendas cuando comiences a escuchar sobre salas de operación con Wi-Fi.
Y eso nos lleva al mundo del mercadeo.  Este dispositivo está hecho a pedir de boca para artistas, productores, vendedores, agentes de bienes raíces, merchandizers… la imaginación es el límite.

Como hemos visto, el nuevo iPad es mucho más que un iPod Touch sobrecrecido.  Es la Internet al alcance de la mano y en el tamaño justo para convertirse en un dispositivo multifuncional.

Como he dicho en innumerables ocasiones: la Internet le pasó por encima de la cabeza al puertorriqueño.  Quizás sea por la misma mogolla que nos empeñamos en discutir una y otra vez por años… y hasta décadas.  Quizás sea por escapismo ante nuestra incapacidad de encontrarle solución a los problemas que nos aquejan como pueblo.  Pero lo cierto es que al igual que los Estados Unidos son mucho más que “Disney”, la Internet es mucho más que Facebook.

Si quieres tener una idea de lo aberrado que es nuestro uso de la Internet visita la siguiente dirección (http://google.com/trends) para que veas lo que más buscan los puertorriqueños en la Internet.  Gente, la Internet es mucho más que Facebook, YouTube y el video de Noelia en pelota.

©2010, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios