Una Mañana En El Paraíso

Share

A menudo el trajín del área metropolitana y la mogolla política cargan nuestro espíritu de estática.  Nos tornamos cínicos y agresivos.  A veces hasta sin saber por qué.  En esos casos un poco de verdor, la paz de un pueblo pequeño y hasta un amanecer es todo lo que hace falta para devolvernos la cordura.

De hecho, esta mañana leí un pensamiento en Facebook que colgó mi ex-vecina del frente (sí ex, porque hace un par de años que se sumó a la diáspora).  El pensamiento estaba en inglés pero decía así: “Llega un momento en la vida en el que hay que dejar de prestarle atención al drama irrelevante, y la gente que lo propicia, para rodearnos de la gente que nos hace reír tan fuerte que olvidamos lo malo y nos enfocamos únicamente en lo bueno.  Después de todo, la vida es demasiado corta para procurar otra cosa que no sea la felicidad”.

Siguiendo por esa línea, esta semana pasada estuve haciendo negocios por el área oeste de la Isla.  ¡Qué lindo es Puerto Rico!  Como resultado de mis gestiones pasé una noche en el pueblo de Cabo Rojo y tome algunas fotos en el pueblito de Combate.

Panitas, no hay mejor manera de cargar las pilas que esta.  Tomé estas cuatro fotos bien temprano mientras caminaba descalzo por la playa.  Espero que les gusten.


©2012, Orlando Mergal
_________________
El autor es Socio Fundador de Accurate Communications, Licenciado en Relaciones Públicas (R-500), Autor de más de media docena de Publicaciones de Autoayuda, Productor de Contenido Digital y Experto en Comunicación Corporativa.?Inf. 787-750-0000

logo-linkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios